miércoles, septiembre 13, 2006

LO DEL DIARIO EL PAÍS Y EL ARZOBISPO DE CANTERBURY

A nadie podrá sorprender a estas alturas de la película descubrir que el diario independiente de la mañana (esto es algo así como lo de El Plural. Juegos de palabras, vaya) nos amanezca cargado de mentiras o medias verdades, o todo a un tiempo.
Es por todos conocido quién son los que en él escriben y de qué pie cojean. Sin embargo, lo de hoy, resulta especialmente descarado.
"Mientras El Mundo pague, les cuento la guerra civil", ponen en boca de Trashorras, dando a entender que Pedro J sobornó al presidiario para que largara todo lo que a él se le antojase (vamos, que achacan al director lo mismo que hizo la Policía con el confidente).
Sin embargo, la realidad es bien distinta.
Tal y como ya se ha encargado de aclarar El Mundo en su segunda edición, esa conversación grabada en la cárcel se produjo después de que este mismo diario publicara una entrevista a otro confidente, Nayo, que está huido. Acusaba a Trashorras de traficar con explosivos y colaborar con ETA. Y es al Nayo a quien se refiere Trashorras con el textual que sólo parcialmente lleva a su portada El País. La frase completa es mucho más esclarecedora: "Mientras el periódico El Mundo pague, si yo estoy fuera, les cuento la Guerra Civil española. Desde que nací. Desde la Guerra Civil hasta ahora. Si te vienen con un chequecito cada... ¿Por qué lo hizo Nayo?".
En fin, todo un ejemplo de chusca manipulación que, por cierto, me hace recordar un episodio bastante parecido:
Resulta que visitaba por primera vez EEUU el arzobispo de Canterbury. Se lo advirtieron en el muelle de Southampton, momentos antes de embarcar rumbo a Nueva York: "Cuidado con la prensa americana, Su Gracia. Allí no serán tan respetuosos con Su Dignidad. Si le preguntan con inoportunidad o impertinencia, responda preguntando a su vez. No lo haga Su Gracia si no está seguro de su respuesta".
El buque arribó a NY. Una veintena de periodistas aguardaba a Su Gracia junto a la escala principal del barco. Por el portalón apareció el señor arzobispo y ya en tierra se puso a disposición de los periodistas. Uno de ellos le preguntó: "¿Qué opina Su Gracia de la cantidad de casas de putas que hay en Manhattan?". El arzobisporecordó la sabia resomendación de la cautela y muy tímidamente preguntó: "¿Hay en verdad muchas casas de ésas en Manhattan?".
Al día siguiente, el periódico del osado reportero daba noticia de la llegada a NY del arzobispo de Canterbury bajo el siguiente titular: Lo primero que hizo el arzobispo de Canterbury al pisar NY fue preguntar: "¿Hay muchas casas de putas en Manhattan?".
Y así fue, pero no tanto, y fue así, pero tampoco.
Como en El País, vamos. Lo mismito.
PD: Por cierto, que así como Sabina quería ser una chica almodóvar yo quiero convertirme en una chica progre, por eso he decidido plagiarle un párrafo a los de Libertad Digital, y otro par de ellos a Alfonso Ussía. Tal que Luci Etxebarría, o sea.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja, ja, ja... Perfectamente podría haber sido el reportero dicharachero el señor Ekaizer.
Saludos

Anónimo dijo...

El Mundo niega que se le pagara, y de hecho en la grabación, hecha hace bastante tiempo, no dice que le estén pagando. Hace un comentario a su padre que a cualquiera se le puede haber ocurrido: "si me pagan contaria hasta la Guerra civil". Sin embargo, eso no significa que tuviera que falsificar la Guerra Civil ni mucho menos que le ofrezcan dinero como desearia.

Vaya, que "si a mi me pagaran muchos cheques hasta haría de astronauta".

Cuando tienen que llegar a manipulaciones periodísticas de este calibre, es que andan muy mal en el mundo socialista.

el minero dijo...

Desde luego, es evidente que algo tienen que esconder.
Vuelven los GAL... y los videos a Pedro J...y toda la mierda de la que es capaz este país...

DonCorleone dijo...

Bueno, esperemos que si está repitiéndose otra vez todo, sea esta vez como farsa, que diría Marx.
En cualquier caso, ojalá acabe todo como acabó entonces, y mucho más.

Don Pipon dijo...

Pero que se puede esperar del País, más bien estarian esperando al día de hoy, para sacar la información.

Rubén dijo...

La prensa española es una vergüenza, no existe ni un periódico, ni una radio, ni una televisión que de una información política medianamente objetiva.Todos parecen afiliados a algún partido.