jueves, abril 19, 2007

El bilingüismo es un problema si no hay libertad

La solución no es imponer una lengua u otra sino dejar que la gente elija qué lengua quieren para sí. Esto sólo lo conseguiremos si, a modo de ejemplo, los colegios fueran privados. En tal caso ningún individuo se vería obligado a pagar sí o sí una enseñanza en otro idioma. Parece obvio, la justicia de un postulado así no alberga dudas en cualquier mente mínimamente abierta. Sólo aquellos furibundos intervencionistas pueden preferir robar a los ciudadanos para después costear el impulso de un idioma contrario a los deseos del individuo esquilmado. Más.

4 comentarios:

Así está Murcia dijo...

Además que las Comunidades bilingües deberían aprovechar que tienen dos idiomas, como seña de identidad, en vez de intentar arrinconar al español, reconozco que nunca entenderé este ataque a la cultura de los nazionalistas, ¿y si quieres trabajar fuera de tu Comunidad?

Alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Arrikitown dijo...

"El bilingüismo es un problema si no hay libertad"

En efecto pero peor son las almorranas.

CarlosS dijo...

Aeri, te escribi al e-mail de la uni.