sábado, mayo 05, 2007

La difusa titularidad de los espacios públicos

Los romanos, que de tontos no tenían un pelo, sabían perfectamente que en el mundo del Derecho la llamada comunidad de bienes era cosa poco deseable y por ello que cuantas menores situaciones se vieran reguladas conforme a esta figura jurídica, mejor. Y no sólo eso. También contemplaban la comunidad de bienes como una situación meramente transitoria hacia otra en la que los derechos de los partícipes estuvieran individualizados. En ningún caso debiera perdurar en el tiempo y para ello se daba a los miembros de la comunidad de bienes todas las facilidades para salirse de la misma. Más.

1 comentario:

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Sí, todos hemos cursado primero de derecho civil..., pero resulta que los romanos, coincido en que no eran tontos: si acaso disolutos, no tenían policía tal como la concebimos y la mayor parte de los "asuntos" se dejaban al hampa y al valor y "dignitas" de cada uno. Coincidirá, lo dudo, en lo indeseable de tal orden de cosas: igualmente la sociedad romana en estado puro (entendiéndose como meramente transitoria y excepcional) se encuentra desfasada dado que en grandes concentraciones urbanas es necesario otro tipo de sociedad más tendente al modelo germánico de "sociedad continua", si se quiere. Ciertamente llama la atención cómo los aficionados a la escolástica de vez en cuando, va por oleadas, reivindican como novedoso o "verdadero" aquéllo que fue desestimado tiempo ha por su enorme inadaptabilidad a la sociedad compleja. ¿Qué será lo próximo? ¿Reivindicar la capitis deminutio?

Salud y libre comercio