domingo, agosto 24, 2008

2081, ¿La pelicula definitiva contra el socialismo?

Yo sigo en al cueva pero muy de vez en cuando me salen las ganillas de escribir algo. Esta vez viene a cuento de haber visto una de las noticias que mas ilusion me han hecho ultimamente. No, no va a desapearecer el socialismo pero he dado con una pelicula que algo puede ayudar a conseguir ese sueño.

Se trata de 2081: Everyone will finnally be equal. Lo he visto en Microsiervos y como bien dicen ahi, no hay mucha info, por no decir nada. Increiblemente no he encotrado la ficha en IMDB, tan solo un par de links que comentan la peli (este y este). Solo puedo deciros que se trata de una adaptacion de Harrison Bergeron, de Kurt Vonnegut Jr. en la que, a modo de distopia, se nos muestra unos futuribles (y a este paso mas que posibles) EE.UU. en los que gracias a la 212ª enmienda (es de risa, si) se obliga a todo el mundo a ser iguales. Los que tengan alguna ventaja en algo seran rebajados al nivel de masa mediocre. Si en alguna vez los liberales hemos acusado a los socialistas de mirar solo el nivel de renta para hablar de igualdad olvidando todos los demas aspectos que configuran un individuo, en esta pelicula se abarca cualquier caracteristica que pueda implicar desigualdad. Si veis el trailer, impresiona. Esos bailarines lastrados para no que no alcancen la excelencia hace daño al espiritu, por muy igualitarista que se sea. A mi me recuerda mucho a la historia de Los increibles.

Desconozco la fecha de estreno. Bueno, en realidad desconozco casi todo sobre esta peli, asi que si alguien sabe algo estaria bien que lo aportara porque puede ser la nueva V de Vendetta, quien sabe.

30 comentarios:

goldstein dijo...

Vamos, que tú tampoco entiendes lo que es socialismo.

Nairu dijo...

Si de verdad se parece a V de Vendetta me abstendré de verla.

Mary White dijo...

Pues a mí, V de Vendetta me decepcionó mucho.El trailer de esta tiene mejor pinta.

Carlos Dutty dijo...

Vamos que el socialismo, así en general, defiende que todos seamos totalmente iguales a la fuerza. Eso no se llama socialismo, realmente no tengo ni idea de como se llama (polpotismo?). En definitiva, que no uses la palabra "socialismo" para criticar todo lo que no te guste.

Francisco d'Anconia dijo...

Me he estado informando y parece ser que se trata de un cortometraje de 25 minutos, por lo que me temo que no lo podremos ver en cines. La verdad es que pinta bien sí.
Respecto a Goldstein y Carlos Dutty, decirles que la máxima socialista es "de cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad". Eso tristemente acaba en un infierno donde las personas se esfuerzan lo mínimo posible, es decir, acaban todos "igualados en la pobreza". En la película se ve que toman el camino directo :P. Si os interesa el tema, leeros esto

alberto.djusto dijo...

Estoy seguro Carlos que tú osarias decirle a Pol Pot que él no era socialista, claro.
Siempre la misma historia: que no, que no, que el socialismo es otra cosa que hasta ahora no ha salido, y mira que se ha probado unas cuantas veces pero nada oiga que no llega.
A ver, si va a ser que el socialismo conduce irremediablemente a lo mismo siempre. A los liberales, conocedores del verdadero trasfondo del estado/socialismo, no nos extraña nada. En Camboya se mató porque la plena implantación del socialismo así lo requereía. Pol Pot lo sabía, los lieberales lo sabemos, sólo los socialistas avergonzados pero incapaces de reconocer la evidendia teórica y práctica se niegan a verlo.
A mi me da igual lo que piense esa gente, lo que es seguro es que el mundo ya ha sufrido bastantes experimentos socialistas.
La verdad cuando te la ponen delante de las narices pica pero es lo que hay.

alberto.djusto dijo...

Francisco, gracias por la info. Eso había creído leer yo también por ahí pero no me quedaba muy claro. En todo caso, aunque dure 25 minutillos dan de sobra para contar una historia concreta.

Carlos Dutty dijo...

alberto:

el problema es que cuando dices "socialismo" estás dando cabida a un montón de sistemas a veces muy vagamente relacionados entre sí. Por ejemplo, haces la igualación Estado=socialismo, pues ahora me dirás que son los socialistas libertarios, los anarcosindicalistas, los mutualistas, etc, porque todos ellos forman parte del socialismo y no hay Estado por ninguna parte.

Sobre la máxima esa que dices es comunista, no socialista. En todo caso si hay que poner un factor que aglutine a todo el socialismo es la expresión "los medios de producción deben de ser de los trabajadores".

Luego contrapones liberalismo y socialismo, y otra vez te digo que no son necesariamente contradictorios, hay muchas formas de socialismo que tienen como objetivo tb la libertad individual.

En conclusión, que creo yo que usas bastante mal el término.

Francisco d'Anconia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco d'Anconia dijo...

A menor escala, es la máxima que se aplica en nuestras sociedades. ¿O es que no te suena el impuesto progresivo sobre la renta? Por tanto la máxima es [i]socialista[/i] en tanto engloba a comunismo, socialdemocracia, etc, ...

Carlos Dutty dijo...

Comunismo desde luego pertenece al socialismo, lo que no estoy yo tan seguro es que la socialdemocracia sea socialista, aunque esté derivado del socialismo. En cuanto que la socialdemocracia no apuesta por el control de los medios de producción por los trabajadores no creo que sea correcto usar el término "socialismo". Otra cosa es que sea "social", parte "colectivista", etc, pero socialismo en el sentido estricto desde luego que no es.

alberto.djusto dijo...

Carlos, lo que ocurre es que viniendo a un agregador liberal no puedes sorprenderte por cómo llamamos a qué cosa.
Para un liberal el problema es la voluntariedad o no de las acciones. Punto. El mundo se divide entre los que proponen acciones voluntarias y los que proponen acciones obligatorias. Los primeros son bien vistos por los liberales, los segundos, evidentemente, no.
Mientras que un anarco-socialista sea fundamentalmente anarquista no hay problema. Él sólo pretende vender un modelo de gestión pública no coactivo al que el liberalismo nada objeta. Otra cosa es que de él digamos que está abocado al fracaso, pero no es ilegítimo.

Pero por otro lado están los que preven la existencia de un estado, ente opresor por naturaleza, y por ello rechazado por el liberalismo. Para un liberal, fundamentalmente seguidor de Huerta, la violencia sistemática contra la acción humana es estatismo, dando igual para que se emplee la violencia, sea para beneficiar a pocos o muchos, pobres o ricos, altos o bajos, lo importante es el uso de la maquinaria estatal. Y por último, llamamos al uso de ese ente coactivo socialismo (de todos los partidos, Hayek dixit).

Mary White dijo...

Carlos... tampoco me extraña que tengas esa confusión, los mensajes que lanzan no son para menos. Pero socialdemocracia es sinónimo de socialismo democrático. El lío todavía es mayor cuando gente como Chávez, el dictador, dice de sí mismo que defiende el socialismo de mercado... increíble.
No todo el socialismo es como elsoviético, ni todo el socialismo es marxista. La tradición socialista pre-marxista, es mucho más suave (por decirlo de alguna manera). Te recomiendo el libro "Hacia la Estación de Finlandia" de Edmund Wilson. Está descatalogado pero lo tienes por dos duros en www.iberlibro.es

goldstein dijo...

Creo que Carlos lo ha dejado bien claro.
La máxima de la que habla Francisco es comunista, no socialista, aunque el comunismo fuera vomitado a partir del socialismo.

Además, confundís una vez tras otra socialismo con estatismo, intervencionismo, igualitarismo... Está claro por qué lo hacéis, porque pretendéis identificar al enemigo con todo lo malo del mundo, pero lamentablemente es una desvirtuación del término total.
Las corrientes socialistas del anarquismo se basan en la libertad, incluso mucho más que los autodenominados liberales, los clásicos y no tan clásicos que defienden mantener el Estado y en consecuencia los privilegios de los que tienen el poder, pero sin embargo los metéis a todos en el mismo saco.

Socialismo es que los trabajadores tengan los medios de producción y reciban íntegro el fruto de su trabajo.

La película criticará al socialismo de Estado o al comunismo, pero no sé por qué ponéis tanto empeño en intentar desacreditar al socialismo en general identificándolo con las peores dictaduras. Es significativo que tengáis que recurrir a eso.

Pablo dijo...

Nadie identifica el socialismo con las peores dictaduras, ¡se identifica solo!

Otra película: Idiocracia (Idiocracy).

goldstein dijo...

Socialismo de Estado, querrás decir... aunque bueno, comprendo que algunos no podáis reconocerlo nunca, es vuestra única opción.
Esas triquiñuelas y desvirtuación de ciertos términos no son ni más ni menos que derivadas del sectarismo en el que ha caído gran parte del autodenominado liberalismo: "todos los que no piensan como nosotros son los malos (los socialistas)".

Carlos Dutty dijo...

Mary White:

socialismo democrático no es sinónimo de socialdemocracia. Socialismo democrático es simplemente un socialismo, es decir, control de los medios de producción por los trabajadores a través de un sistema de Estado democrático. Socialdemocracia es capitalismo con restricciones sociales.
Venezuela sería un socialismo democrático atendiendo a lo que dice Chávez (no que lo sea realmente), y socialdemocracia pues España.

Carlos Dutty dijo...

Un ejemplo de socialismo que rompe los tópicos de "el socialismo en la práctica es totalitarismo" son los kibutzs judíos. Vale que están un poco de capa caída en comparación a lo que fueron, pero ahí siguen. Sobre si son estatístas o no, yo diría que son las 2 cosas, existían antes de Israel y siguieron con Israel.

alberto.djusto dijo...

Godstein, ya lo dije en un comentario anterior pero te lo repito. El liberalismo no tiene mayores reparos contra los anarquistas socialistas salvo que sabemos que no llegarán muy lejos, máxime comparado su modelo con el de libre mercado capitalista.

La gran cuestión, Carlos, es si alguna forma de socialismo puede ser implementada y sostenida a gran escala sin el uso de la coacción estatal. Yo creo que no y a los hechos me remito.

Carlos Dutty dijo...

Bueno, eso de los "hechos" es apelar a una razón historicista, y o me equivoco mucho, o los libertarianos rechazáis esos argumentos. Vamos que no sé para que vale para atacar cualquier forma de socialismo y no al revés.

alberto.djusto dijo...

Uff, "libertariano", qué mal suena eso. Simplemente liberal. Lo otro es una traducción horrenda e innecesaria de "libertarian".

Más que los liberales, son los austriacos los que apuestan por la teoría. Por eso siempre se dice que Mises predijo la caída de ls URSS siete décadas antes de que ocurriera. Si prefieres puedes cambiar los de los "hechos" por la "teoría", es más, creo que es mejor.

Stewie Griffin dijo...

En realidad lo que suena mal es liberal, para empezar recuerda a los constitucionalistas de Cádiz, para seguir porque liberalismo no tiene que ver con libre mercado o anarquía, sino con una utopía: la limitación interna del poder. Libertarianismo es mucho más correcto. A mi liberal me suena a "maricomplejin" que no acepta al anarquista que lleva dentro, pero bueno, xD.

Básicamente estoy de acuerdo con Carlos. Equiparar socialismo con estatismo es un error tan grave como equiparar capitalismo con estatismo. Por eso algunos preferimos otras denominaciones.

Si no lo has hecho, lee esto:

http://es.anarchopedia.org/El_mito_del_socialismo_como_estatismo


Por ejemplo, Tucker y Spooner eran socialistas, pero no eran para nada estatistas, la única diferencia con un anarquista de mercado de la actualidad, es que nosotros tenemos a nuestro alcance doctrinas económicas mas desarrolladas. Ellos también creían en una "sociedad por contrato", simplemente tenían otras previsiones respecto a como se produciría esta.

Si tengo que elegir entre alguien como Spooner o un asesino estatista como Reagan ( http://kill-lois.blogspot.com/2008/07/el-parque-del-pueblo-la-apropiacin.html ), lo tengo claro, me quedo con el socialista, por muy utópicos que me pudieran parecer algunos de sus planteamientos económicos.

Creo que la denominación de Huerta es desafortunada y contraproducente. Mejor hablar de estatismo, o en el caso del corto "igualitarismo estatista".

Cuando hay personas que desde determinado punto de vista podemos ser tanto anticapitalistas como antisocialistas (y al contrario), es hora de enterrar esa terminología.

Saludos. a3!

P.D: V de Vendetta es genial. Nos enseña porque valores como libertad o Justicia casi nunca le vienen a uno dados (y menos bajo la ley de la jungla estatal), sino que los tienen que lograr por si mismo. Aunque quizás la película fue un poco light al no hablar esplicitamente de anarquismo, ¡como si fuera un vulgar alegato de la democracia!. Recordemos que el comic en que se basa era una critica al gobierno de Thatcher. Por algo será.

PD.2:

"Ahora creo que la palabra "capitalismo", si se utiliza con el significado que la mayoría de las personas le dan, es un término que representa una carga (ideoléxica). Para la mayoría de las personas "capitalismo" no significa ni el libre mercado ni el imperante sistema neomercantilista. Más bien, lo que la mayoría de la gente entiende por "capitalismo" es éste sistema de mercado que impera actualmente en el mundo occidental. En resumen, el término "capitalismo", como se utiliza generalmente oculta el supuesto de que el sistema actual es un mercado libre. Y puesto que el sistema imperante es, de hecho, uno de favoritismo del gobierno hacia las empresas, el uso ordinario de la expresión conlleva la suposición de que el libre mercado es el favoritismo del gobierno hacia las empresas. [...] El término "socialismo" está sujeto a una contradicción interna similar, expresa oposición al libre mercado, y la oposición a neomercantilismo, como si estos fueran una y la misma cosa. La función de estos términos (llevaría) a borrar la distinción (existente) entre el mercado libre y el neomercantilismo".

Roderick T.Long

alberto.djusto dijo...

Stewie, tú serás lo que quieras pero yo soy liberal, primero, y anarquista después.

Ah, y si crees que te vas a comer algo diciendo que eres "libertariano" lo llevas claro.

El término liberal nació aquí, bastante bonita además, que hace innecesario una traducción barata de una palabra inglesa.

goldstein dijo...

alberto.djusto dijo:
"El liberalismo no tiene mayores reparos contra los anarquistas socialistas salvo que sabemos que no llegarán muy lejos, máxime comparado su modelo con el de libre mercado capitalista."

Bueno, entonces ningún problema. Lo mismo nos pasa a los anarquistas socialistas, mutualistas, etc. Sabemos que sin el Estado el capitalismo tiene los días contados. Es una cuestión de lógica: nadie es tan tonto de trabajar voluntariamente para que se beneficie y se quede con el producto el capitalista de turno pudiendo obtener libre e íntegramente el fruto de su trabajo y hacer con él lo que quiera.

El capitalismo caería por su propio peso en una sociedad sin Estado, pero lo mejor para aprender es equivocarse uno mismo, así que adelante.

Stewie Griffin dijo...

Así me gusta ¡con argumentos!. Si estamos tan endiosados que no sabemos encajar criticas es que tenemos un problema.

alberto.djusto dijo...

Bueno Goldstein, a día de hoy existe la fórmula de las cooperativas pero no parece que puedan competir con la empresa capitalista clásica, salvo el caso de Mondragón, pero eso creo que es más una rareza que otra cosa.

goldstein dijo...

¿Competir en qué sentido?
De todas formas existen grandes cooperativas en el mundo, aunque no sea una fórmula excesivamente extendida. Si los privilegios capitalistas dejaran de ser protegidos por el Estado quizá estaríamos hablando de otro panorama.

La rareza sería que una persona que viviera en una sociedad no estatal se decantara por el capitalismo, por lo que ya he dicho antes.

Eigen dijo...

Mientras que un anarco-socialista sea fundamentalmente anarquista no hay problema.

Y mientras se queden en sus despachos y facultades y no salgan a hacer valer la sentencia de Kropotkin de la propaganda por el acto, supongo.

Anónimo dijo...

Por lo que se ve muchos confunden liberalismo con capitalismo corporativista. Y otros creen que el libre mercado es el santo grial del liberalismo/libertarian. No es así, el libre mercado sólo debe ser una consecuencia, entre otras, de la libertad personal (del ciudadano de a pie, del pueblo).

En el sistema del Capitalismo Corporativista las Grandes empresas se valen de los políticos para obtener del Estado una serie de privilegios legales y económicos con los que convertirse en monopolios (o casi), de tal modo que atentan contra el libre mercado, oprimiendo a empresas pequeñas y al ciudadano de a pie.

El mayor monopolio de todos es el de la emisión de moneda por parte de la Banca Internacional que actua a través de la Reserva Federal, el FMI, el Banco Central Europeo...

De las pocas cosas que quizás deberían ser públicas (es decir, bajo el control del pueblo), es precisamente la emisión de moneda... Lo malo es que lo público suele estar a "cargo" de políticos sin escrúpulos, tridores y vendidos al mejor postor.

En el momento en que un país (por ejemplo EEUU) permite que el control de "su" moneda, así como del sistema de crédito y financiación, esté en un monopolio en manos privadas (Reserva Federal) se convierte en rehén de aquellas. Se convierte por tanto en un país de esclavos de una élite que no da cuentas a nadie y que poco a poco se va haciendo dueña hasta del aire que respiran. Y lo peor es que el además la moneda que emite la Reserva Federal es la moneda "oficial" para las transacciones internacionales (petróleo,...)

En los sistemas socialistas-comunistas generalmente pretenden que o bien todo esté a cargo del Estado o bien ir ampliando el sector público y el control del Estado en todos los sectores del país. De este modo el ciudadano de a pie, y el pueblo en general, se convierten en rehenes esta vez de una élite política, que cambia las caras de los políticos de vez en cuando (o no, en el caso de las dictaduras), pero cuyo objetivo sigue siendo el mismo: el control, el dominio, la opresión y el sangrado lento al pueblo.

También tenemos el caso del anarquismo, díficil de poner en práctica, pues derivaría en la ley del más fuerte, y acabaría en tiranía.

Yo sólo sé que soy un autónomo, un trabajador "dueño" de su negocio, que recibe palos desde la derecha y la izquierda... de modo que no me pidan que crea mucho en los políticos, sus ideologías y sus cantos de sirena.

Aún así, si tuviera que elegir alguno me quedaría con Ron Paul... al menos buena parte de lo que dice tiene bastante sentido para mí.

El precio de la Libertad es la eterna vigilancia.

Saludos.

alberto.djusto dijo...

Anonimo, como es logico, no se quien eres, pero bienvenido igualmente.