viernes, marzo 02, 2007

El mundo cambia y el mercado también

Que las cosas y sobre todo nosotros cambiemos es saludable, lo único negativo de este proceso espontáneo de continuo reajuste en búsqueda del equilibrio que nunca se alcanza es precisamente el proceso de reajuste. Durante este período los empresarios deben desactivar los negocios emprendidos y acometer los que ahora creen son más provechosos dada la nueva configuración social. Dichos procesos de reajuste son dolorosos por naturaleza para los que en él intervienen, tanto empleadores como trabajadores y los agentes indirectamente interesados en el reajuste. Más.