lunes, octubre 31, 2005

CARTA A SANTIAGO CARRILLO

Pasado ya un tiempo desde el bochornoso espectáculo que dieron en el Aula Magna de la Universidad Autónoma unos cuantos desalmados, me parece oportuno publicar aquí una carta que hace algunos días circula por internet. Que se condenen de manera expresa y convencida las agresiones que el Sr. Carrillo sufrió hace unas semanas no quita para que se analice su figura y sus actuaciones a lo largo de la Historia de una manera objetiva y serena, sin tener por qué incitar al odio y la violencia, sobre todo cuando el Sr. Carrillo y la Sra Ibarruri, por ejemplo, han quedado en el imaginario colectivo como adalides de la libertad y la democracia.
La carta, que quizá alguno hayáis leído, es esta:

Sr. "Don Santiago Carrillo Solares"

Creo que me conocerás. Yo sí te recuerdo mucho. Hoy soy vecino de Aranjuez, tengo 85 años. En el año 1.936 fui enterrador del cementerio de Paracuellos del Jarama. También estuve en la checa de la ESCUADRILLA DEL AMANECER, de la calle del Marqués de Cubas nº 17 de Madrid, donde presencié los más horribles martirios y crímenes.

También estuve en el Cuartel de la Guardia de Asalto de la calle Pontones, en la Puerta del Sol, donde tú, Santiago Carrillo, mandabas realizar toda clase de martirios y ejecuciones en las checas de tu mando. Yo soy Pionero, al que llamaban “EL ESTUDIANTE”, que llevaba la correspondencia a las diferentes checas a cambio de la comida que me dabas…

¿Me conoces ahora, Santiago Carrillo?

¿Te acuerdas cuando tú, Santiago Carrillo, acompañado de la Miliciana SAGRARIO RAMÍREZ y de SANTIAGO ESCALONA y RAMIRO ROIG alias “EL PANCHO”, en la era de Fuencarral, Kilómetro 5, el día 24 de agosto de 1.936 a las 7 de la mañana, asesinasteis al Duque de Veragua y tú, Santiago Carrillo, mandaste que le quitaran el anillo de oro y piedras preciosas que llevaba? ¿Recuerdas que no se lo podías quitar y tú, Santiago Carrillo, ordenaste que le cortaran el dedo?

¿Te acuerdas, Santiago Carrillo, la noche que llegaste a la checa del Fomento, en el coche Ford, matrícula de Madrid 984, conducido por el comunista JUAN IZACU y los chequistas MANUEL DOMÍNGUEZ alias “EL VALIENTE” y el Guardia de Asalto JOSÉ BARTOLOMÉS y en el sótano mandaste quemar los pechos de la monja Sor Felisa del Convento de las Maravillas de la calle Bravo Murillo, y así lo hizo “EL VALIENTE” con un cigarro puro?
Esto sucedió el 29 de agosto de 1.936 a las 3 de la madrugada…

¿Me recuerdas ahora, Santiago Carrillo?

Con 24 años que tenías, ¡cuántos asesinatos cometiste…!

¡Cuánta sangre tienes derramada en España…!

No quiero molestarte más, Santiago Carrillo, CRIMINAL.

Se despide de ti el enterrador de Paracuellos del Jarama, alias “EL ESTUDIANTE”, que presenció los martirios y asesinatos que tú, Santiago Carrillo, mandaste que se realizaran en España.

domingo, octubre 30, 2005

los Okupas se acogen al borrador de la Ley de Trujillo para atacar a la propiedad privada

Así es la izquierda que gobierna España, pobre de los ciudadanos que con su esfuerzo adquieron su propiedad, para que unos delincuentes se apodoren de ella, acogiéndose al borrador de la Ley del Suelo de la Ministra Trujillo. Así es el nuevo socialismo de el Sr. Rodríguez, alias Zetapé.

MADRID.- Jun, un municipio granadino de unos 2.500 habitantes, ha saltado a la primera plana informativa. Medio centenar de okupas se ha atrincherado en tres de sus edificios. Quien se atreve a entrar, relata uno de los afectados, se encuentra con candados en las puertas, cables de la luz pelados y conectados a una misma resistencia y heces en las escaleras. Y, si intenta echarlos, se acogen a la noticia de que el Gobierno pensaba expropiar los pisos vacíos.
La calma se rompió en Jun el viernes 21 de octubre. Un grupo de okupas, procedentes al parecer de uno de los barrios más marginales de Granada capital, La Cartuja, llegó a este municipio y comenzó a tomar tres inmuebles próximos al Ayuntamiento. Algunos pisos estaban vacíos. Otros llevaban años habitados, pero optaron por echar a la fuerza a sus inquilinos, que tuvieron que abandonar las casas sin poder recoger siquiera sus enseres personales, relata el alcalde, José Antonio Rodríguez Salas (PSOE).
Cuenta que en algunos casos, el "desalojo" fue especialmente dramático: una familia duerme tranquila en su casa cuando la puerta empieza a ser aporreada. Salen a abrir y un grupo de personas se atrinchera en el piso, dejándoles en la calle en mitad de la noche. En otros casos, los propietarios se han encontrado con su casa ocupada y un candado en la puerta al volver de trabajar, mientras que algunos han optado por abandonar voluntariamente su piso presas del pánico. En total, se han quedado sin techo 24 familias, asegura.
Un joven que aún resiste en el edificio relata a elmundo.es la pesadilla que está viviendo. "Todos los okupas son de etnia gitana y, como los dueños han cortado el agua y la luz, han manipulado los contadores y han contectado todos los cables a una misma resistencia. Esto puede arder en cualquier momento", afirma "Si la gente abandona sus casas por miedo, ellos empiezan a aplaudir e incluso se han producido peleas porque varios querían instalarse en el mismo piso. Me ha dado pena ver a vecinos marcharse diciendo 'No puedo más' o 'Tengo miedo'. Yo lo aguanto porque no puedo ir a otro sitio, pero ya he asegurado mi casa contra robo e incendio".
Se acogen al borrador de la Ley del Suelo
"Cuando intentas echarlos, te enseñan el recorte del periódico y te dicen que tienen derecho y que el Gobierno les da la razón", afirma uno de los vecinos
"Además intentan presentarse como víctimas. Argumentan que tienen derecho a tener una casa, que se les discrimina por ser gitanos.... Y se acogen a la noticias publicadas por la prensa de que el Gobierno iba a expropiar los pisos que estuviesen vacíos -el pasado 26 de octubre EL MUNDO desveló que el borrador de la futura Ley del Suelo recogía que se podría expropiar o aplicar el régimen de venta forzosa a los propiertario de pisos vacíos. El Gobierno descartó después la medida-. Cuando intentas echarlos, te enseñan el recorte del periódico y te dicen que tienen derecho y que el Gobierno les da la razón. Pero esa ley todavía no ha entrado en vigor; era sólo un borrador ¿no?", pregunta.
En el pueblo viven ahora a la espera de una orden judicial que permita echar de las casas a los ocupantes. Muchos de los vecinos se han reinstalado con sus familiares y vecinos, algunos incluso en casa del alcalde, donde "se preguntan qué estará pasando con sus muebles, su ropa o con el retrato de la primera comunión de sus hijos".
El socialista ha interpuesto una denuncia judicial, junto a tres vecinos que permanecen en los edificios, por "inseguridad ciudadana" y la Subdelegación del Gobierno ha ordenado a la Guardia Civil que extreme la vigilancia para evitar altercados, pero asegura que no puede actuar hasta que llegue el mandamiento judicial.
Al Gobierno, según la portavoz de la Delegación, no le consta a través de ninguna denuncia que haya vecinos que hayan sufrido desalojos forzosos de sus viviendas por parte de okupas, aunque sí tiene confirmados los casos de dos o tres familias que vivían en un inmueble anejo al primero, vacío, que fue ocupado y que decidieron marcharse a casa de unos familiares por miedo y sin interponer denuncias, informa EFE.
Amenazado con una pistola
Pero el alcalde mantiene una versión mucho menos tranquilizadora: "El resto de vecinos de Jun no se atreve a salir a la calle por miedo a que, al regresar, se hayan quedando sin casa. Es el primer domingo en que las calles están vacías".
Sus denuncias van más lejos. Afirma que el pasado lunes le amenzaron con una pistola en la cabeza cuando de dirigía al Consistorio. "Si nos expulsan te matamos," le dijeron. Desde entonces permanece las 24 horas acompañado de un policía que le hace de escolta. "Voy a pedir una licencia de armas para defenderme", añade, convencido de que están esperando a que se marchen del pueblo los medios de comunidado para agredirle. "Nos sentimos totalmente desprotegidos", sentencia

Si queréis nuestra revista universitaria Liberal " Cádiz ", esribid un correo a revistacadiz@hotmail.com o visitad nuestra página www.ude.uni.cc

La Ministra Trujillo la Ficha Chávez.

Si nuestra ministra de la viviendaTrijillo, esta semana quería que se promulgara una ley donde podría expropiar los pisos vacios, com se hizo en la Rusia de Stalin, la China de Mao y la Cuba de Fidel, en la nueva era postcomunista de Chavezuela ha comenzado las expropiaciones a los ciudadanos. y si no lean a este lider opositor y quedareis,.... con la manos en la cabeza.

http://www.eluniversal.com/2005/10/30/pol_art_30104A2.shtml

Los Liberales a favor de la Propiedad privada y la Libertad!!!

www.ude.uni.cc

Chávez acaba con la boda real

Madrid (EFE).- El presidente venezolano, Don Hugo Rafael Chávez Frías, impidió esta mañana en Madrid la realización de la boda pautada desde hace meses entre el príncipe Felipe y Doña Letizia Ortiz, ocasionando un grave incidente diplomático entre el reino de España y la República Bolivariana de Venezuela. Este patético incidente fue el último de una larga cadena de contratiempos ocasionados por el mandatario venezolano, quien luego de decir que no asistiría, decidió a última hora que acudiría al encuentro nupcial. Esta decisión obligó a retrasar la boda para permitir la llegada del presidente Chávez a La Almudena.
Allí se presentó, rompiendo todas las normas de protocolo con una suerte de casaca roja y, en su cabeza, una boina del mismo color. El rey Don Juan Carlos y Doña Sofía no ocultaron su molestia al momento de la entrada del Presidente venezolano, pero con la discreción que los caracteriza hicieron caso omiso del hecho. La situación se puso algo más tensa cuando Chávez, que llevaba una iguana (especie de lagarto venezolano) disecada como presente de bodas, con un lazo rojo atado al cogotito del yerto animal, se acercó a la novia rompiendo todo protocolo y se lo entregó en sus manos. La intervención inmediata de la Guardia Real impidió que el Presidente venezolano besara a la futura princesa, al conducirlo con discreción a una silla “Manaplast” puesta a última hora para sentarlo junto a los otros presidentes latinoamericanos. No obstante, avergonzando a la novia le dijo en alta voz: “Leticia, esta noche te dan lo tuyo” (expresión venezolana que significa “hoy te van a follar” ). Ya en su lugar, Chávez continuó interrumpiendo la boda al saludar, con grandes gritos de “Hermanazo, ¿cómo está la vaina?” (expresión venezolana que significa “qué pasa, tío” ), a los presidentes de Brasil y de Argentina.
El momento de mayor tensión se produjo justo en el instante en que el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, pronunció la conocida fórmula de la liturgia de la boda en la que se pregunta a los feligreses asistentes si hay alguno que se oponga al acto, indicándole que “hable ahora o calle para siempre”. En ese instante, el Presidente venezolano, como impulsado por un resorte, se levantó de su puesto y en dos zancadas estaba en el altar mayor, arrebatándole el micrófono a monseñor Rouco. Ante la estupefacción de éste, el Presidente venezolano dijo: “yo me opongo”, e inició una larga perorata en la que expuso las razones que tenía para impedir la boda real. Entre muchas otras cosas dijo el presidente Hugo Chávez que lo que allí estaba viendo el mundo era una “muestra de la mas rancia oligarquía mundial opresiva de pueblos y empobrecedora de naciones”. Dijo también que con todo el dinero que se gastaba en la boda él hubiese podido impulsar tres planes Robinson en Venezuela”. El momento más tenso se produjo cuando, aludiendo directamente al Rey, lo acusó de estar relacionado con la presencia de paramilitares colombianos en Caracas, detectada hace un par de semanas. Llamó a Don Juan Carlos “pararey”.
De inmediato amenazó con declararle la guerra a España y advirtió a esta nación que hace casi 200 años Bolívar derrotó a un Borbón y “yo no tengo ninguna dificultad en hacerlo de nuevo”.
Por último, declaró que esa boda no tenía validez porque el acta del matrimonio civil, celebrado unos días antes, era “plana” no auténtica) y que Felipe y Letizia (así los trató familiarmente) debían acudir al Tribunal Constitucional de España a demostrar que esas firmas eran efectivamente suyas.
Por instrucciones directas del rey Don Juan Carlos, la Guardia Real condujo al Presidente venezolano fuera de La Almudena. El Rey se acercó a conversar brevemente con el arzobispo de Madrid y acordaron posponer la boda para el día siguiente, mientras, desde la puerta de la basílica, se oían los gritos enajenados del Presidente venezolano que increpaba al Rey diciéndole “¡Juan Carlos, aquí te espero, sal pa’ fuera si eres arrecho!” Allí estuvo gritando hasta que la Guardia Civil lo condujo directamente al aeropuerto. •

Por Laureano Márquez, escrito, politologo y opositor Venezolano, hace el editorial de los viernes de el diario Tal Cual.

www.ude.uni.cc

viernes, octubre 21, 2005

Los liberales de UDE con el Foro de Ermua

Nuestra Asociación Liberal UDE, de la Carlos III es una de las firmantes del manifiesto que el próximo día 5 en la Puerta del Sol va a hacer público el Foro de Ermua. Desde aquí os animo a todos a firmar el manifiesto a partir del mismo día 5.

POR LA UNIDAD DE ESPAÑA:
Por la igualdad y la solidaridad de todos

La Constitución de 1978 instauró la democracia en España asegurando la libertad a todos sus ciudadanos, la igualdad con independencia del lugar de residencia y la solidaridad territorial.

Esta Constitución ha posibilitado el periodo más próspero, pacífico y solidario de la reciente historia de España y fue posible por el ejemplar espíritu de la Transición, por el que partidos de centro, de izquierda y de derecha hicieron dejación de buena parte de sus aspiraciones políticas para alcanzar un acuerdo básico que permitiera la convivencia pacífica y democrática de los españoles.

Estos más de 25 años transcurridos atestiguan el éxito alcanzado, sólo empañado por la permanente deslealtad de los nacionalismos. El nacionalismo vasco impulsó y consiguió aprobar hace menos de un año una propuesta de Estatuto abiertamente inconstitucional. Ahora es el Parlamento autonómico catalán quien aprueba una propuesta de reforma de su Estatuto que atenta contra la Constitución, invade las competencias que corresponden al Estado, trata de impedir que el Estado pueda seguir legislando para Cataluña en las numerosas áreas que ya están transferidas y pretende establecer una relación de iguales entre la Comunidad autónoma catalana y el Estado español. El nacionalismo gallego, miembro del Gobierno de la Comunidad autónoma gallega, también ha anunciado el impulso de un Estatuto que parta de una concepción de España como la mera suma de diversas naciones en las cuales residiría la soberanía.

En esta situación crítica, las organizaciones firmantes convocan a todos los ciudadanos a la presentación del Manifiesto:

“POR LA UNIDAD DE ESPAÑA: por la igualdad Y LA solidaridad de todos”,

que tendrá lugar en Madrid en la Puerta del Sol,

el sábado 5 de noviembre de 2005, a las 12,30 horas.

en el que queremos proclamar que:

* La Constitución de 1978 debe seguir siendo el marco de nuestra convivencia. Sólo debería ser modificada, llegado el caso, por un proceso explícito para su reforma y no forzado unilateralmente desde una Comunidad Autónoma. La única soberanía y poder constituyente reside en el pueblo español, representado en las Cortes Generales.

* Es obligación del Gobierno de la Nación y de las Cortes Generales hacer fracasar cualquier intento que pretenda debilitar España y en esta tarea se verán respaldados por la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles y por el movimiento cívico que ha surgido en toda España desde las Jornadas de Ermua de 1997.

Convocantes:

FORO ERMUA, Convivencia Cívica Catalana, Ciudadanos por la Libertad (Cataluña), Asociación por la Tolerancia (Cataluña), Foro El Salvador, Unidad y Libertad (Cantabria), Dignidad y Justicia, Fundación Luis Portero, Círculo de Opinión Pública, Asociación Justicia y Libertad, Gaudeamus (Aragón), Foro por la Libertad (Aragón), ADGC (Asoc. Democrática de Guardias Civiles), Vecinos de Paz de Berriozar (Navarra), Sindicato C.F.P. “Manos Limpias”, UDE (Unión Democrática Estudiantil, Universidad Carlos III), Juventudes Unificadas del Foro Ermua, entre otros.

jueves, octubre 20, 2005

LA DELGADA LÍNEA ROJA

Hace algún tiempo sentía por todos ellos una gran desconfianza. Hoy, sin embargo, a medida que me voy asomando a la infinita ventana de la Historia y me detengo a leer y a estudiar el significado de todo lo que ellos exhiben la desconfianza se ha tornado en una colosal preocupación. Me refiero a todos esos que pasean altivos y arrogantes toda una retahíla de mitos y símbolos propios del imaginario de la izquierda.
Ellos, que gracias a la instauración de las democracias liberales ni han sufrido ni sufrirán nunca un fusilamiento, ni que los atiborren de agua salada, ni que los cubran de piojos, ni que les aten boca abajo los pies con las manos y los mantengan así durante días, ni que les tengan de pie toda una semana sin dormir, ni que les golpeen con botas y porras de goma, ni que les opriman el cráneo con un aro de hierro, ni los empotren en una celda como si fueran maletas unas encima de otras (léase a Solzhenitsyn), ellos, decía, se dedican a exhibir las caras del Che Guevara, de Mao, de Ho Chi Min… Ellos, que nunca engrosarán la lista de los cien millones de muertos –repito: cien millones de muertos- que causó el comunismo, no dudan en revestirse con camisetas de hoces y martillos o estrellas de cinco puntas y recordar a Marx y a Lenin. Pues bien, después de buscar un argumento lógico he llegado a la conclusión de que todas estas cosas sólo se pueden deber a una de dos: o son unos auténticos miserables, dignos del más absoluto desprecio social; o son unos exagerados ignorantes que, además, hacen ostentación de su total incultura. En cualquier caso, lo que hacen es reírse a carcajadas de los miles de millones de personas que sufrieron el hambre, la pobreza, el insomnio, el frío, la desesperación y la muerte que causó el comunismo. Sin más.
Afortunadamente, éstos, miserables o ignorantes, son minoría – no sé si absoluta o relativa- dentro de la gran familia de la izquierda. Los más, se agrupan en torno a unas ideas no por más moderadas menos reaccionarias. Y es que no se puede querer pasar por progresista oponiéndose uno al progreso. Ni gritar en defensa de los países pobres negándoles las medidas que nos han servido a los países ricos. Ni luchar contra el terrorismo dando por buenas sus justificaciones. Ni clamar por la igualdad de los inmigrantes hablando de multiculturalismo. Ni hablar de solidaridad cediendo ante los nacionalismos étnicos y excluyentes. Ni clamar por la paz mundial y proponer alianzas de civilizaciones o hacer grupo con Fidel, Chávez y Mohamed VI. Ni echar pestes contra la globalización y servirse a cada minuto de los beneficios que sólo ésta puede brindar. Pues no. No se pueden decir y hacer estas y otras muchas cosas si además quieres hacerte respetar y que te tomen en serio.
Frente a todo esto cualquiera podrá preguntarse: ¿por qué entonces la mayor parte de la gente se deja seducir por estas ideas? La respuesta es fácil y se resume en dos palabras: agitación y propaganda. ¿Cómo es posible si no que un régimen que ha causado la muerte –otra vez lo digo y no me canso- de cien millones de personas (el nazismo causó seis) siga aún gozando de cómplices y adeptos? ¿Qué otro motivo puede encontrarse a que seamos los partidarios de las democracias liberales y el libre mercado los acusados de ser los causantes de la pobreza y las desgracias del mundo? Sólo la agitación y una propaganda capaz de disfrazar toda una serie de ideales fracasados de lógica y raciocinio, sumadas a la incapacidad absoluta de los liberales a la hora de hacer pedagogía, son capaces de que pasen todas estas cosas que analizadas con un mínimo de sentido común resultan descabelladas.
Vuelvo al principio. Ante todo esto no se puede ya actuar con la pasividad de la desconfianza. Hoy, cuando el terrorismo islamista se ha decidido a borrar a base de sangre y miedo todo cuanto huela a Occidente resulta que el peor de los enemigos lo encontramos dentro. Jamás podremos ganar la partida si no sabemos permanecer juntos y unidos en torno a los valores y los principios que nos han hecho llegar a ser lo que somos. Si nosotros mismos no somos capaces de defenderlos de manera firme y decidida todo estará perdido. Si, además, somos los primeros que los atacamos se habrá cruzado ya la delgada línea roja que separa la defensa de unas ideas que pueden no ser compartidas a alinearse con una postura que les hace el juego a los enemigos. En eso está la izquierda. Y hasta aquí podíamos llegar.
A los liberales nos toca hoy, una vez más, tomar la iniciativa.

martes, octubre 18, 2005

LA “COLUMNA BARDEM”

Busco y no encuentro por ninguna parte algún rastro, no sé, alguna pista que me lleve a descubrir el paradero de aquella columna encabezada por el Camarada Bardem. Todavía lo recuerdo. Sólo evocarlo me embriaga el corazón de una nostalgia infinita. Con paso decidido, cabeza altiva y voz firme, el Camarada Bardem se engalanaba de trapos y pancartas, banderas y estandartes, hoces y martillos y allí, en la cabecera de tantas manifestaciones, era capaz de hacer soñar con tiempos mejores, con un mundo justo y en paz, un mundo en el que los niños no murieran estrangulados por las bombas del Imperio, un mundo en que los pueblos y los pobres se reencontraran con la felicidad usurpada. Se paseaba por entre la multitud siempre con la energía capaz de hacer levantar la moral a los más desconsolados. Si el ánimo decaía no dudaba en echarse el megáfono a la boca y arengar a la tropa, siempre fiel: ¡esto nos pasa por un gobierno facha!; ¡vuestra guerra, nuestros muertos!; ¡Aznar, Bush y Blair responsables de ese tren!; o los siempre resultones ¡nunca mais! y ¡no a la guerra!
Él supo diseñar, junto con su numeroso Consejo, un plan que resultó ser infalible. Participó en las tres batallas fundamentales. La primera, al día siguiente de que un barco de desinflara de fuel y vistiera de luto la azulada costa del Cantábrico. La segunda, al sonar del primer cañonazo en las lejanas tierras del Iraq. Y la tercera, la más difícil e inteligente de todas, nada más llenarse todos los andenes de Madrid de muertos y sangre, lágrimas y pena, muerte y sólo muerte. Dije antes que la estrategia había sido diseñada de antemano. Esto hubiera supuesto que el Camarada Bardem y su numeroso Consejo tuvieran conocimiento de los tres desastres. En realidad, su mérito es mayor y tuvieron que ir improvisando los planes según se iban sucediendo los hechos. Nada le importó al Camarada ni a su numeroso Consejo que los pescadores de la oscura Costa de la Muerte no estuvieran con ellos, como tampoco supuso ningún recato el hecho de que el gobierno español no hubiese hecho más que apoyar moralmente una guerra destinada a destronar a uno de los más sanguinarios sátrapas de nuestro tiempo bajo el amparo de una mayoría absoluta en el Parlamento para que mandasen sacar 183 carteles con las 183 caras de los 183 diputados del PP con el calificativo de “asesinos”, o asumir las tácticas de la kale borroka para agredir física y psíquicamente a todo aquél que apestara a pepero, para dibujar puntos de mira en las plazas públicas, para quemar sedes o romper cristales. El Camarada Bardem y su numeroso Consejo sabían que había que mantener la mente fría y el corazón caliente, que había que saber manejar muy bien los instintos más bajos de la gente y que había que difundir con mucho tiento, pero con total determinación, el odio como factor de lucha. Ni siquiera sirvieron de distracción los cadáveres, aún anónimos y calientes, de “nuestros doscientos”. El tiempo era reducido y la ocasión era única. Había llegado la hora final y aún estaba por darse el tiro de gracia definitivo. Con rapidez, se organizó la que sería la última batalla. La que daría la gloria o el fracaso. En ella se usaron los papeles, las ondas, la demagogia y la mentira. Se quemaron los últimos cartuchos. Se lanzaron las últimas proclamas. Y se ganó. El día 14 de marzo de 2004 todo había terminado. Tras una larga lucha, se había alcanzado una Victoria que apenas cuatro años antes resultaba impensable.
Aún hoy hay muchos convencidos de que todo se logró al final, en aquellos tres días de marzo. Pero nada más lejos de la realidad. Cada discurso, cada grito, cada consigna, cada pancarta, cada artículo y cada mentira fueron absolutamente indispensables para lograr el objetivo último. Al igual que resultó imprescindible la debilidad de los que perdimos -me incluyo en la derrota- y que no supimos responder con razones y argumentos que, de tantos como había, nos sobraban.
Hoy, pasado ya el tiempo suficiente para que el Camarada Bardem, su numeroso Consejo y todos sus fieles hayan descansado lo merecido, una mínima curiosidad me lleva a preguntarme dónde estarán ahora. No me extraño, como otros, al no verlos en la lucha contra el terrorismo (donde no estuvieron nunca), o en la denuncia de las ineptitudes zapateriles, o en la defensa de todas esas causas que antes tanto les escocían. No obstante, confieso que nunca esperé un silencio tan silencioso ni un retiro tan retirado. Debió ser generoso el pagador.

lunes, octubre 17, 2005

No Papeles. Libertad si

Cuando la cuesta del sol acaricia las estrellas de la noche, y siguiendo la ruta del homo antecesor, un grupo de hombres sin aliento, con los ojos hundidos por culpa del hambre y la miseria, miran con ansiedad y anhelo una fría alambrada, solo buscan un objetivo: cruzarla, para enterrar el pasado que les atañe y tener un futuro más prospero y en libertad.
Estos olvidados han caminado noches y días enteros, sin descanso, han sido marginados de por vida, su suerte esta echada, muy pocos son los agraciados de caminar en el paraíso, pero no vivirán como ellos creen, sino más bien aumentara el sufrimiento y la explotación, Sr. Rodríguez no aparte la mirada a esta triste situación, compórtese como un Presidente y deje de jugar a ser Líder mundial de “Civilizaciones” y afronte la cruda realidad, ya que es su obligación, puesto que, España y ellos mismos les reclaman.
Ellos, no piden papeles solo ansían la Libertad y la esperanza de vivir en un mundo mejor y para ello, comienzan a correr por senderos oscuros que están a centenares de metros de la alambrada, casi a ciegas, sin detenerse un instante, sin pensar, con hambre, huyendo de la realidad que están sumergido en sus países de origen gracias a sus gobiernos.
En realidad el asunto no esta para tirar cohetes, fijémonos, cuando un hombre es capaz de cruzar la frontera en una patera o andando, como polizonte o metido en una gabarra, se encuentra que es tratado con la mayor dignidad y respeto posible, vemos a la policía protegerles y frótales el cuerpo para que no pase frío, se le ofrece mantas y comida, una pequeña sonrisa que tal vez le aliviara el dolor y el sufrimiento del viaje, que la mayoría no será expulsado y con suerte habrán “papeles para todos” ( algo que es imposible en la cruda realidad), que hay oenegés que les cuidan, escondan, alimente y les deje en la ciudad más próxima para que sean libres y todo ello sin ningún maltrato o tortura, y siempre con amabilidad, pero que pasaría si la situación es al revés y que somos los europeos –por cuestiones del destino– que tengamos que aventurarnos a cruzar el Magreb, seremos tratados de igual forma por las ¿autoridades marroquíes?.

jueves, octubre 13, 2005

Incorporaciones al blog

Sé que estoy un poco dejado con el blog pero este curso se me presenta muy apretado de tiempo y hasta ahora no he podido sacar ni un minuto para anunciar que la plantilla de este weblog se amplía. A partir de ahora compartiré espacio muy gustosamente con Alto Comisionado, DonCorleone y Libertarian a quien ya conoceréis de Red Liberal y Anti-Izquierdismo. Todos somos lógicamente miembros de UDE así que ahora este modesto espacio en la red de la asociación tomará de verdad un cariz abierto a los componentes ya que hasta el momento sólo escribía yo y lo hacía poco y mal así que a todos nos vendrá bien el cambio.
Para empezar el pasado día 10 Alto Comisionado escribió (si bien no es el primer post) acerca de Rawls. Muy recomendable.

Por cierto, en breve esperamos anunciar los próximos actos que llevaremos a cabo, yo ya lo estoy Espe-rando. Y por supesto el número tres de nuestra revista Cádiz que está a punto se salir.

lunes, octubre 10, 2005

El Liberalismo Político de Rawls ( I )


Liberalismo Político.


Una de las teorías más relevantes y a la vez más interesantes en el entramado referente a la justicia ha sido expuesta por el norteamericano John Rawls, en su obra la “Teoría de la Justicia”, cuya última reforma fue realizada y publicada en el “Liberalismo Político”, que será el tema principal de esta monografía. Asimismo su confrontación con las argumentaciones hechas por el celebre filosofo moderno J. Habermas, creando así, toda una extensa discusión en el ámbito de repercusiones sobre la materia y su trasfondo en relación con la legitimidad del Estado.
La obra de Rawls se ubica dentro de un marco de pluralidad propia de las democracias liberales modernas. Su pluralismo se aprecia desde el título mismo de su libro: Teoría de la Justicia, en el cual parece asumir desde el comienzo mismo que él solamente aporta una teoría, que de ninguna manera es la única que prevalece, o que esté por encima de las demás. El pluralismo agudo es pues, el problema que más le preocupa a Rawls en su obra, principalmente porque este es un elemento que caracteriza a las sociedades modernas democráticas. Sin embargo, esto no siempre se vislumbró en su obra, en un principio su teoría buscaba ser universalista en el más amplio sentir de la expresión. No es sino hasta que aparece el Liberalismo Político cuando va reduciendo su ámbito hasta el punto en que sus detractores dicen que difícilmente llega a salir de Massachusetts. De esta manera, lo que comenzó siendo una teoría universalista de la justicia, pasa a ser una teoría política de la justicia en sociedades democráticas liberales y, además, altamente industrializadas, y el pluralismo agudo se transforma en pluralismo racional.

El proyecto emprendido por Rawls se centra en definir y defender una concepción de “Justicia Social”, que es un tema que se ciñe a la teoría política, que él argumenta en la TJ, afirmando que la “justicia es la virtud fundamental y en realidad, indispensable del sistema social”, pero ya advierto, que para mí esta Teoría es más comprehensiva que la de otros teóricos, aunque se empeña en repetir hasta la saciedad, que su Teoría es neutral y solo esta enmarcada en lo político, aunque pueda aplicarse en otros campos. Pero si para Rawls es importante la Justicia Social, otros teóricos y sobre todo los liberales - conservadores, como Von Hayek, la rechazan por considerarla “un espejismo” o lo que es peor, que es irrealizable y destruiría la libertad y todos sus beneficios.

¿Cuándo es una sociedad justa? o ¿Qué es la justicia social en términos rawlsianos?, Según nuestro autor, la sociedad debe ser concebida como una empresa cooperativa de personas que aceptan ciertos patrones de conducta, para lograr el bien común y lograr ventajas mutuas, mas o menos autosuficiente y gobernadas por reglas. Lo que determina que los miembros individuales de la sociedad comparten intereses comunes, pero también existan conflictos de intereses entre ellos. La teoría rawlsiana de la justicia puede ser considerada como una teoría moderna del contrato social. En su obra la “justicia como equidad” Rawls aborda como rasgo de su modelo de Contrato Social que “las partes contratantes sean lo suficientemente iguales en poderes y habilidades para garantizar que nadie sea capaz de dominar a los demás”[1]. Para el autor este contrato social viene a ser un experimento mental que se da en unas circunstancias determinadas y que se utiliza para defender y formular su Justicia social y la Socialdemocracia, pero sin lograr solucionar completamente los problemas sociales, quedando algunos puntos sin respuesta o sin una solución satisfactoria

El problema de la justicia - intereses de conflictos - , debe ser resuelto mediante un acuerdo, donde hay que cerciorarse que este acuerdo sea justo, puesto que son los intereses opuestos de las personas egoístas racionales los que la justicia debe reconciliar de manera equitativa. Para realizar esto, Rawls va a introducir en su posición original una innovación de gran envergadura que es el llamado “velo a la ignorancia”, ya que Rawls desea que los contratantes permanezcan ignorantes de algunos rasgos que les distingue de las otras partes contratantes. En suma, Rawls cree que el velo de la ignorancia convierte de manera mas justa la relación de los contratantes, ya que ninguno de ellos tendrá el conocimiento alguno de lo que le aporta una ventaja sobre los otros participantes y ellos mismos están desprovistos de cualquier razón proponer y apoyar principios reguladores para el propio beneficio.

Entonces la premisa de su formulación inicial es por lo tanto, esta: los principios que serían acordados por las personas racionales egoístas, que están sometidas a un velo de la ignorancia para regular la distribución entre ellos, de los beneficios de la cooperación social, son principios de justicia, en los cuales se basa la justicia social al aplicarlos. Ya hemos nombrado y relacionado dos términos que se expondrán mas adelante, pero falta relacionarlos con otros para terminar de completar la orquesta básica de la Teoría. Encontrándonos dentro de la posición original, la concepción del bien, que es el fin que los contratantes desean alcanzar a lo largo de su vida, comprende los derechos y libertades, poderes y oportunidades e ingresos y riquezas. Huelga recordar que lo pretendido por Rawls en este contrato – posición original – es que debemos actuar según lo propuesto en la Teoría de la Justicia, pero al exponer el Liberalismo político , su exposición tendrá algunas variantes y su teoría se basara en una concepción democrática de justicia o aquellos que mantienen una concepción parecida, por lo cual se puede concluir que en países orientales e del Islam, donde no hay una cultura política democrática no se puede aplicar. Y a esto hay que añadir la concepción de las personas como libres e iguales en una estructura básica donde se puede aplicar el Teorema rawlsiano.

John Rawls utiliza un argumento de contrato hipotético para justificar sus principios de justicia, entonces siguiendo esta metodología, podemos dividir el proyecto de Rawls en tres elementos. El primero es la definición de las condiciones bajo las cuales se alcanzaran el acuerdo hipotético, el segundo el argumento de que bajo unas tales condiciones se escogerán sus principios de justicia y el tercero consiste en la afirmación de que estos nos muestras que tales son los principios de justicia correctos, al menos para los regímenes democráticos modernos.

A continuación se hará una exposición esquematizada de tres características fundamentales de la teoría rawlsiana, que esta comprendida por el contrato hipotético, los dos principios rawlsianos y un tercer apartado que tiene la finalidad de dar una información concisa de los elementos básicos y fundamentales, en los cuales Rawls arma el esqueleto de su Teoría política.



El Contrato Hipotético

Rawls mantiene en el Liberalismo Político que el acuerdo inicial que tiene lugar en el contrato social ha de ser contemplado como hipotético y no histórico, ya que se trata de un proceso racional de deliberación bajo condiciones ideales que reflejan ciertos limites razonables. En el esquema de Rawls los contratantes serán mas bien individuos que personas institucionales, y deben verse como personas representantes de líneas familiares continuas, por consiguiente se puede entender la elección de una persona seleccionada al azar y será una asamblea de todas las personas existentes en un momento determinado. Los que tienen que elegirse en la posición original es lo que nuestro autor denomina la “estructura básica de la sociedad”, que ha de gobernar una sociedad de personas que tienen un sentido de la justicia, como deben existir unas circunstancias ideales de la justicia y son entendidas como situaciones que suscitan cuestiones políticas. Las partes en la posición original se encuentra bajo un velo de la ignorancia sobre hechos particulares relativos a ellos mismos y su sociedad , pero se considera que conocen cualquier hecho general que afecte a la elección de la estructura básica, en particular los disponibles gracias a las ciencias psicológicas y sociales, lo que hay que fundamentar es que cada uno de los participantes que están en la estructura básica elegida esta determinada por su propio talento y capacidad de esfuerzo y que se les niega el conocimiento del cual son esos talentos y capacidades. Ahora, falta por determinar cuales son los fines perseguidos. Para Rawls serian bienes primarios los que ya he mencionado anteriormente (derechos y libertades, poderes y oportunidades e ingresos y riquezas) y hay que añadir el auto respeto. En cuanto a los medios adoptados para alcanzar estos fines, Rawls presupone que las partes siguen pautas de racionalidad habituales, aun así, hay que reseñar que hay una condición especial que es que las partes hacen la elección y no están influidos por la envidia y esta presunción se debe a dos razones: la primera, porque permitir la envidia sería dejar las puertas abiertas a la posibilidad de que en la posición original se eligieran unos sistemas colectivamente desventajosos y en segundo lugar, porque es improbable que ese sistema que realmente se selecciona por el criterio contractual (el sistema caracterizado por los dos principios) genere fuente de envidia.

Según los profesores Kukathas y Petit[2], el contrato invocado por Rawls es evaluativo y heurístico y la naturaleza de su contrato puede ser: intencional, económico y no interactivo, el cual a continuación se procederá a desarrollar y en su caso a comparar con otras teorías referentes al Contrato Social, pero en esta etapa moderna.

El papel asignado al contrato, en el enfoque de Rawls, es mas evaluativo que legitimador, ya que este contrato se concibe como un test de deseabilidad y viabilidad de arreglo. Entenderemos que en la posición original es de carácter definitorio de lo que ha de ser justo, o si es una propiedad que meramente señala la presencia de la propiedad, independiente de ser justo: una propiedad que puede proporcionar un procedimiento heurístico para identificar arreglos más justos.

Al referirnos a la naturaleza de los contratos nos enfrentamos a las tres cuestiones planteadas y a otras formas diferentes de ver la propuesta de Rawls, y son: la primera cuestión es sobre otra forma de proceder en las teorías conturactualistas, la defendida por NOZICK, quien mas más que un hombre contruactualista en el sentido de la palabra, es un liberal libertario, defensor del estado mínimo, las diferencias entre ambos, es que mientras en el procedimiento nozickeano las partes no necesitan tener idea de a donde están llevando, desde el punto de vista colectivo, sus negociaciones individuales con los demás, en Rawls las partes precisan en la elección entre diferentes arreglos colectivos o en el ámbito de sistema y otra diferencia es que para Nozick es indiferente si es un contrato político o económico. La teoría de Habermas es mas bien un enfoque contruactualista de carácter político, ya que la cuestión de justicia esta determinada por aquellos que sería acordados por las partes implicadas en un acto de decisión colectiva bajo las que él describe como condiciones ideales de comunicación y estas condiciones pretende asegurar que todos tienen los mismo derechos y oportunidades, lo cual no debe haber ninguna interferencia del poder e influencia y cada uno tiene una cultura de cuestión racial, mientras la noción rawlsiano de contrato es económica mas que política. La ve a las partes decidiéndose por referencias al modo como los arreglos que se discuten como candidatos responsables. En ningún momento se sugiere que vayan a apartarse de eso intereses e intentar juzgar los arreglos apelando a consideraciones de interés común. Hombres, como Gauthier, creen que su propuesta de contrato es interactiva, por que las partes se ven envueltas en un proceso de negociación económica de unos con otros, buscando cada uno llevar adelante la mejor negociación posible. Él intenta aplicar y desarrollar una teoría de negociación en una tentativa de mostrar que existe una solución favorecida. Mientras, que la idea rawlsiana es no-interactiva, ya que las partes decidiendo cada una qué elegir sin necesidad de negociar unos con otros. Esta concepción no esta motivada por un deseo de evitar el problema de la negociación.

Los dos principios de justicia.

La justicia como imparcialidad es la interpretación que Rawls elabora a partir de las convicciones y principios acerca de la libertad y la igualdad, presentes en la cultura política pública de la que parte; y tiene la característica fundamental de haber sido formulada en dos principios de justicia distributiva para ser aplicados a la estructura básica de una sociedad bien ordenada. En su Teoría Rawls se propone exponer cuales deben ser los principios que se deben privar para establecer una estructura básica en una sociedad justa. y estos principios serán elegidos en el contrato hipotético que ya he desarrollado, estos principios que integran la “justicia como equidad” son:


Primer principio: “Cada persona ha de tener un derecho igual al más amplio sistema total de libertades básicas, compatibles con un sistema similar para todos”
Segundo principio: “Las desigualdades económicas y sociales han de estar estructuradas de manera que sean para: a) mayor beneficio de los menos aventajados, de acuerdo con un principio de ahorro justo ( principio de diferencia ) y b) unidos a que los cargos y las funciones sean asequibles a todos, bajo condiciones de justa igualdad de oportunidades”

Para entender y aplicar los principios propuestos por J. Rawls, hay que seguir un patrón lexicográfico, que seria un orden de prioridad. Entonces, al alcanzar cierto nivel de bienestar, las consideraciones que se refieren a la libertad debieran tener una prioridad absoluta sobre las cuestiones concernientes a índoles económicas o a la igualdad de oportunidades. En suma, debe ser satisfecho el primer principio para que se invoque el segundo. Ahora bien, las libertades básicas en la Teoría son; la libertad política (el derecho a voto y a ser elegido a un cargo publico), junto a libertades de discusión y reunión , de conciencia y de pensamiento, unas de las libertades más importante la cual Rawls la introduce en este compendio pero desde una relevancia secundaria, pero situándola en el mismo plano que todas las libertades y es la libertad personal junto al derecho de propiedad, así como la libertad respecto a la detención y arresto arbitrario. Sin embargo, menciona Rawls que esta lista es más ilustrativa que definitiva y que debió haber incluido mas elementos a esta lista que proporciono en la Teoría de la Justicia y añade en su obra del Liberalismo Político; “las libertades de asociación, libertad de movimientos y de elegir propia ocupación”.[3]

Puesto que nuestro autor solo define o hace una mención destacada de las libertades básicas, hay que reseñar que en ninguno de los dos principios encontramos alguna mención a las libertades “no básicas”. En suma, las libertades básicas representan una ordenación de carácter habitual de los derechos civiles y políticos y la llamada libertad política con los derechos que conforman lo que Rawls denomina “democracia constitucional” o la constitución justa, mientras que las otras libertades básicas son los derechos individuales que fueros proporcionados por el liberalismo tradicional. La justicia social como la entiende Rawls no solo se incorpora a estas libertades civiles y políticas, sino que se afirma su prioridad ya que estos son derechos de ciudadanía y como tales “requieren ser iguales en bases al primer principio, dado que los ciudadanos de una sociedad justa… tienen los mismos derechos básicos”[4], cuando ha conseguido un nivel suficiente de progreso material para hacer posible el disfrute significativo de estos derechos.

Al referirse al segundo principio, se debe aplicar un aspecto diferente a la estructura social - a la distribución de los ingresos y riqueza, y al diseño de organización que hace uso de diferencias en autoridad y cadena de mando -, en tal caso, lo que se pretende es maximizar la justicia de las clases mas desatendidas y esto se asegura bajo el principio de máximum de igualdades de libertades básicas y la igualdad equitativa de oportunidades. Mientras que la riqueza de los pobres podría incrementarse por cierta disminución de las libertades básicas. Antes de entrar en el desarrollo del segundo principio, se podría resaltar que Rawls postula una concepción altamente moralizada de la esencia humana, en lugar de una teoría neutral del egoísmo individual, que fue su premisa original.
El principio más importante de la teoría rawlsiana, es el principio de la diferencia. Pero antes de desarrollarlo y darle la importancia debida, Rawls completa su teoría, partiendo, como punto de referencia, de su contrato social – hipotético - , una concepción general (maximin) de la justicia, podemos decir, que en segundo lugar, una concepción especial mas compleja de la justicia aplicable a los países económicamente desarrollados y finalmente, un conjunto de instituciones sociales que forman parte la democracia liberal, la economía de mercado y el estado de bienestar. Toda esta empresa podría describirse como un intento de demostrar de forma coherente y sentando las bases filosóficas del liberalismo político o la versión defendida por Rawls o lo que va hacer lo mismo, una defensa y definición moderna de cómo debe ser la Socialdemocracia, pero ante esta teoría yo remitiría al lector a entrarse al descubrimiento de la “Tercera Vía” de Anthony GIDDENS, que es un mejor desarrollo de la Socialdemocracia contemporánea. Ya que la Teoría de la Justicia es mas bien un catalogo de principios y un proyecto de buena voluntad que esta mas en la utopía que en la realidad. A lo sumo, esta teoría tiene un papel reivindicado en el apartado de la legitimación de la democracia y el estado, así como su viabilidad, pero remarco que las posiciones de su homólogo Habermas son de mayor trascendencia y se acercan mas a la aplicación material de su teoría en la vida cotidiana. También, Rawls con sus dos obras maestras, se atañe a desmontar otras teorías, a dar respuestas a sus críticos mas acérrimos como por ejemplo Nozick, asimismo a darle nuevas interpretaciones y aclaraciones a las criticas vertidas por Habermas, o las evasiones de Von Hayek, sobre sus opiniones de la justicia social, por lo cual al no referirse exclusivamente a esta critica y defender su postura para solventar tal ataque, produce una cadena de contradicciones que de manera muy sutil y gramatical Habermas se las recuerda y le hace las respectivas correcciones. En este orden de ideas, cabe señalar que la postulación de sus principios, han servido para reabrir el debate de la teoría política, como señalo I. Berlín, diez años antes de la publicación de la Teoría de la Justicia, que se encontraba en un estado moribundo. Es oportuno mencionar, que en opinión de quien suscribe, la enumeración y propuesta de principios es acertada pero con insuficiente contenido, que el libertario y liberal Roberto Nozick, comparte plenamente la posición de Rawls en lo que se refiere a la prioridad del derecho sobre el bien, pero va a tener una concepción dogmática muy diferente, a pesar de que los dos pretenden seguir el contructivismo kantiano.