viernes, febrero 09, 2007

EL COMITÉ CENTRAL DE LA U. CARLOS III SE MANIFIESTA DE NUEVO

Como viene siendo habitual, el Alto Comisario Político -antes rector- de nuestro ilustrísima Universidad Carlos III, sigue subiéndose al minarete del patio central a cantar la oración del día bajo la atenta mirada de un profesorado manso y genuflexo.
Como ya hicieron con la guerra de Iraq, o la negociación con ETA, o el cambio climático... han decidido sacar un manifiesto y hacerlo público en nombre de toda la comunidad universitaria, sirviéndose la la web oficial (web en la que, por cierto, nunca jamás pusieron nuestra respuesta a aquel otro nefasto comunicado que sacaron cuando la movida de Pio Moa).
Bueno, pues en esta ocasión, el manifiesto de turno -firmado por todo el departamente de Derecho constitucional, no sabemos si con la misma libertad con que antañazo firmaban los que sacaba la causa republicana- es para mostrar el total apoyo al magistrado Pérez Tremps, víctima de la "presión mediática" ya suponemos de quiénes, claro.
Lo peor del caso es que en uno de los párrafos se dice la siguiente estupidez: "Estamos seguros de que esta decisión desafortunada abre la puerta a que, en cualquier momento, las fuerzas políticas de cualquier signo puedan influir en la composición del Tribunal a su antojo, en la creencia de que ello les granjeará decisiones más favorables."
Pero bueno, ¿están ustedes locos? ¿ustedes son los que me examinaron a mi de Derecho Constitucional hace unos años? ¿ya se han olvidado acaso de la parte del temario en la que explicaban la composición del Tribunal?
No problem, yo se la recuerdo, amigos:
Según el artículo 159 CE, "el Tribunal Constitucional se compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del CGPJ".
¿No es este acaso el mayor escándalo?, ¿no merece este artículo, por ejemplo, otros muchos manifiestos?, ¿no es la politización de la justicia el meollo de la cuestión?, ¿o es que esto no supone la intromisión política de la justicia?
En fin, que así nos va como nos va...

3 comentarios:

pepeblai dijo...

Es estupendo que le apoyen. A ver si con un poco de suerte se anima y decide no presentar su dimisión.

Aunque, no sé por qué, me temo que no va a ser así...

Sin ánimo de molestar ... dijo...

El poder político se entromete cuando el fallo del tribunal no les gusta; en caso contrario, no habría habido intromisión alguna. Haciendo méritos a toque de cornetín: ¡menuda tropa!, que dijo aquél.

D.L. dijo...

La verdad es que es una vergüenza. Endogámicos perdidos.