viernes, julio 11, 2008

Rascacielos giratorios en Dubai, NY y Moscú: Nace la ARQUITECTURA DINÁMICA



¿Se imaginan desayunar viendo la salida del Sol y poder cenar observando la puesta del Sol sin moverse de habitación? Ahora será posible gracias a la arquitectura dinámica: ¡Han llegado los rascacielos giratorios! Sólo tienes que desear que rote tu 28ª o 36ª planta. En 2010 estará disponible el primer rascacielos giratorio y, a la vez, ecológico. Su creador es el arquitecto italiano David Fihser, quien asegura que su creación es ecológica, autosuficiente y capaz de girar gracias al viento que aprovecharán 79 turbinas gigantes. El rascacielos podrá ser levantado en apenas dos años y en su estructura central se van enganchando, ya amueblados, todos los pisos a un ritmo de uno por semana. El proyecto, de 420 metros de altura, será una realidad en 2010 en Dubai y Moscú y se espera que en menos de cuatro años se haga un hueco en Manhattan, Nueva York.

El hombre, gracias a la acumulación de capital y al desarrollo tecnológico propios de un sistema de libre mercado, ha podido surcar los océanos, desafiar los cielos con sus rascacielos y la velocidad en los mismos con sus aviones así como explorar el espacio. Ahora el hombre ha logrado los edificios que desafían no sólo la altura sino al movimiento.

Para más información, la web de la arquitectura dinámica.

2 comentarios:

Anton Guerrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
DePaso dijo...

1.- Supongo que en este maravilloso invento habrá un solo propietario por planta, porque si no, el que vaya siguiendo el sol, como alegremente se dice en el post, va condenando a otro a la sombra perpetua ¿no?

2.- No quiero pensar en los gastos de mantenimiento de los mecanismos de giro de toda una planta.

3.- ¿Y cuando todo eso gire (una planta al menos), hasta dónde va a llegar el ruido de motores, engranajes y demás? Ya me estoy imaginando al vecino libertino dándole al botón de giro "clockwise" a las 4 de la mañana para que no le despierte el sol al salir.

y 4.- Hay que ser cínico para llamar "ecológico" a un edificio (o a lo que sea) que consume energía (y no debe ser poca) en algo que es perfectamente prescindible.

Amén.