martes, noviembre 14, 2006

Manifestación contra el adoctrinamiento estatal

Un proyecto más que interesante de estudiantes es el de Novillada, movimiento estudiantil de protesta contra la asignatura que la LOE nos trae, "Educación para la ciudadanía", o lo que es lo mismo, adoctrinamiento estatal del bueno.
Aunque los convocantes no se definen políticamente, desde UDE consideramos que este movimiento estudiantil promueve un objetivo claramente liberal: luchar contra el aborragamiento impulsado por el estado que el gobierno de turno podrá aprovechar para volcar en la EPC todo "su" pensamiento y obligar a los chavales a sabérselo y muy probablemente a asimilarlo creando más y mejores generaciones de ciudadanos dóciles para el estado.

El próximo sábado día 18 de noviembre está convocada una maifestación de protesta contra la EPC en la Plaza Mayor de Madrid a las 17:00 horas. Os animamos a todos los liberales a que apoyeis con vuestra asistencia a estos chavales que contra viento y marea han organizado una Novillada contra el adoctrinamiento estatal.
'>.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

y con el catolicismo? no he visto a vuestra gran Unión decir nada? acaso es distinto, liberales de nombre, no así, creo, de espiritu?

Anónimo dijo...

La pequeña diferencia es que la religion es optativa y pierde horas, mientras que educacion para socialismo (por ejemplo, decir que las asociaciones de victimas de Eta gastan demasiado en autobuses para negarles fondos) es obligatoria o intenta serlo, además de inconstitucional, e intentarán que vaya a más. Es una iniciativa de partido, no es el maná que predica cínicamente Marina cuando los repollos de su jardin le dejan tiempo.

A los liberales solo se los acepta si estorban al adversario, pues adiós, bonito. Encontrarás tontos útiles en muchos otro lugares.

Anónimo dijo...

La libertad de enseñanza es un concepto que ya no se percibe entre los abducidos por la secta.

Pero acusan a lo demás de seguidismo, falta de espíritu crítico, etc. Su soma, caballero.

DonCorleone dijo...

EL problema no es la libertad de enseñanza, sino la libertad de poder elegir lo que se quiere aprender. Y ya se sabe el único camino para que esto se produzca.