lunes, junio 18, 2007

ENEMIGOS ÍNTIMOS

Hay quien se ha sorprendido por el pacto de IU y Falange en Málaga... Sin embargo, ¿puede concebirse un pacto más natural que éste?

4 comentarios:

snipfer dijo...

A mi no me sorprendió lo más mínimo más allá del hecho de que La Falange obtuviera escaño alguno.

Butzer dijo...

Buen post, te aseguro que no será la única vez que tengas que referenciarlo.

Stewie Griffin dijo...

La verdad es que es el pacto más natural del mundo.

A mi lo que me extraña es por que se sigue satanizando a un partido como la Falange Autentica que se lo merece mucho menos que otros a los que la gente considera normales.

La verdad es que siento cierta simpatía por el falangismo histórico (el primigenio que fue creado por un grupo de jóvenes idealistas, no el engendro que quedo cuando el Estado se “comió” a la Falange), no por sus ideas que me parecen igual de sociatas que las de los demás y por tanto igual de detestables, sino por la sinceridad que históricamente han demostrado en sus convicciones (sobre todo el amor por España); y en lo aciago que fue el destino de los falangistas que se opusieron a la republica y luego al franquismo.

La figura de José Antonio, con todo lo equivocado que estaba (en casi todo), debería ser revindicada por todos como parte de la historia de nuestro país.

Supongo que soy un romántico y me encantan las historias de tragedias y heroísmo.

Seguro que en 5 min, ya aparece alguien llamándome falangista, pero nada más lejos de la realidad, solo es que me parece estúpido tratarlos como si fueran el ogro del cuento cuando los verdaderos hijos de puta que dirigen el cotarro van por ahí tan tranquilos y encima son los héroes de la peli.

A mi dentro de lo malo me parece mucho más criticable IU o el SOPENA que José Antonio (que no olvidemos que fue un hombre de su tiempo), o los 4 girados que están en esos partidos falangistas.

Y con esto no justifico a nadie.

salud y libre mercado

P.D. No se porque creo que me voy a arrepentir de haber escrito esto...

DonCorleone dijo...

Completamente de acuerdo en tu visión sobre José Antonio. De hecho, me parece adivinar cierta timidez a la hora de expresarte. Yo, sinceramnte, siento una enorme admiración personal por su figura, que no, por supuesto, por sus ideas. Creo que es, además, una de las poquísimas figuras de la República española a la que puede admirarse sin sentir el peso y el remordimiento moral de andar aplaudiendo a un asesino. No es cuestión aquí de revisar en un momento la vida de José Antonio -de hecho, creo que ya he debatido de esto eneste blog-. Baste tan solo recordar los insultos que recibió de parte de la derecha toda cuandose negó a convertir a la Falange en un grupo de matones -ver la carta de José Antonio a un estudiante- haciendo juegos con las siglas (Funeraria Española le decían desde ABC) o cómo, él mismo fue objeto de vaios atentados fallidos organizados en su propo movimiento (la Falange de la sangre).
Hay que contar también con que su carrera política apenas duró tres años, en los que se vio una gran evolución. Tanto es así que fue el único capaz de pedir por escrito un gobierno de unión, o de ofrecer a su familia de rehén para acudir a negociar con Franco.
En fin, que hay motivos de sobra para admirar su figura personal.
De sus escritos políticos y sus ideas, sólo recalcar el toque literario y erudito. Lo demás, para los Sopnas del mundo entero.
Saludos.