viernes, diciembre 07, 2007

LA SOLUCIÓN FINAL PARA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Supongo que ya muchos lo saben, a pesar del Equipo Gore: la inmensa mayoría de los gases de efecto invernadero no son emitidos por el hombre malvado y capitalista empeñado en destruir la madre tierra. No. Así, por ejemplo, sólo el 3% del CO2, o el 18% del metano o el 5% del óxiso nitroso son los porcentajes de culpa po la que tendremos que responder en los infiernos, que allí sí que hay -eso me cuentan- calentamiento.
Los que lo van a pasar peor son los pobrecitos animales, esos que son considerados tan humanos y tan personas por los retroprogres de salón y sus discípulos amados, que ya no sólo les conceden derechos humanos, por cierto, sino que -ya era hora, carajo- les empiezan a poner obligaciones, que son grandes culpables también de este cambio climático que nos asola no sabemos aún muy bien en qué dirección, pero que nos asola al fin y al cabo, que es lo importante. Para muestra, un bonito y verde botón: una vaca lechera europea emite cada día tantos gases nocivos como un coche en unos 50 kilómetros.
Ante este problema, los amiguitos del paz y amor y qué guay es la tierra y vamos a darnos besitos ya estaban casi convencidos de la extrema necesidad de exterminar a todos los animales del mundo, dejando -según parece por un informe secreto recientemente encontrado en un cajón- una pareja de cada especie que se llevaría Al Gore en su nuevo yate.
Sin embargo, oh la ciencia, resulta que unos científicos australianos han hayado la solución final para no tener que recurrir a esto al descubrir que los pedetes de los canguros ni contaminan ni huelen ni nada de nada debido a una bacteria extraña que piensa implantar en cada animalito de dios, lo que nos llevaría a poder respirar tranquilos por el planeta de nuestros nietos.
No me digáis que la ciencia no es maravillosa.

3 comentarios:

Clausius dijo...

/me cae rendido ante la noticia

lobotomizado dijo...

Estoy totalmente desolado. En mi tierra --Asturias-- debemos ser de los más contaminadores; al menos en lo que al metano se refiere. ¡Mira que habernos decantado por la fabada como plato de referencia!

Stewie Griffin dijo...

hombre otro asturiano, saludos