sábado, diciembre 01, 2007

GALLARDÓN Y NAVARRO, CAZADOS

Que España está llena de ladrones, imbéciles y sinvergüenzas es algo que todo el mundo sabe, como sabe que entre los ladrones, los imbéciles y los sinvergüenzas destacan con luz propia gentes como Alberto Ruiz Gallardón, faraón de los madriles, y Pere Navarro, el caudillo del asfalto y el motor.
Ambos, encargados de atracar a mano armada en base a reglas absurdas a sabiendas, han sido cazados, los muy canallas, cayendo en sus propias trampas. Eso sí, sin consecuencia alguna, más que la vergüenza, que no tienen, de quedar en ridículo delante de la ciudadanía:

El programa de Antena 3 pudo captar cómo el coche oficial de Navarro circulaba a 132 km/h. en una vía cuyo máximo era de 100 km/h. y a 80 km/h. en otra cuyo límite estaba fijado en 50 km/h.

Además, y de acuerdo con un computo realizado por dicho espacio, si en vez de Navarro hubiera sido un ciudadano común el sorprendido en esa violación de las leyes, le hubiera costado seis puntos de carné y una multa de 1.020 euros. Sin embargo, el director general, después de ser grabado, llegó a un acto y soltó su discurso habitual sobre los límites de velocidad.

Otro político "cazado" en idéntica situación fue el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, cuyo Ayuntamiento está demostrando un elevado celo a la hora de poner multaspor exceso de velocidad. El coche del primer edil madrileño llegó a circular a 144 km/h. en una vía que sólo admitía, dependiendo del tramo, los 80 y 50 km/h.

5 comentarios:

Gwen dijo...

Esa foto es atómica!!!

Aalto dijo...

"entre los ladrones, los imbéciles y los sinvergüenzas destacan con luz propia gentes como Alberto Ruiz Gallardón, faraón de los madriles"

Una frase como esa descalifica al que la escribe, y describe muy bien su catadura moral.

Me das pena.

Un saludo.

Stewie Griffin dijo...

¿Dice alguna mentira? si no lo fuese no seria político, si no, yo que se, pastelero.

alberto.djusto dijo...

aalto tiene razon. La catadura moral del que escribe es la que es pero yo prefiero a uno que cree que Gallardon es un faraon moderno harto de robar dinero en forma de impuestos y deuda publica a otro que sumisamente lo acepta y se indigna cuando alguien pone en verguenza al faraon.

lobotomizado dijo...

Don Corleone, que ha conseguido meter en una misma cesta a ladrones, imbéciles y sinvergüenzas, ha encontrado a esos dos entre los mimbres. Personalmente, creo que ambos pudieran encajar perfectamente en la última de las categorías; porque resulta inmoral permitirse por persona interpuesta --el chófer-- comportamientos que, llevados a cabo por otros, son denunciados por esos dos pájaros.

Además, tildar al alcalde de faraón no me parece descaminado. Faraón --por sus obras los conoceréis-- es un término que en el antiguo Egipto equivalía a "casa grande": claro que entonces no conocían los despachos que se gasta Gallardón. Y llamar caudillo --el que dirije algún gremio, comunidad o cuerpo-- al otro, pues lo mismo.

Así que no entiendo ese rasgarse las vestiduras