lunes, mayo 09, 2005

INCREÍBLE PERO CIERTO

A uno a estas alturas de la película ya le dan miedo pocas cosas pero hay una que, hoy por hoy, me produce auténtico pavor. No se trata de una cuestión económica o política sino científica, pero dado el calado del asunto tiene relevancia casi global. Me estoy refiriendo a la polémica que se ha reavivado en EEUU sobre la evolución humana, no es este un tema nuevo ni mucho menos por eso que me asusta que todavía estemos a vueltas con un asunto que debería estar zanjado para la posteridad.
Todos hemos estudiado aunque sólo sea someramente la teoría darwinista de la evolución y para la comunidad científica ese era el dogma oficial que había que seguir, o al menos eso creía yo. Pero parece que estaba en un error porque existe una importante corriente científica (por decir algo) que aboga opr el creacionismo. Efectivamente, no tiene nada de nuevo puesto que la polémica entre ambas formas de entender la evolución del Hombre viene de antiguo, pero ahora que daba la impresión de que la lógica evolucionista había ganado la batalla de las ideas aparece con fuerzas renovadas los creacionistas con su propuesta de, atentos a la expresión, "diseño inteligente".
Si alguno no conoce de qué va esta teoría voy a intentar aclarlo en la medida de lo posible dada mi escasa formación científica. Pues bien, según los defensores de esta curiosa teoría, el ser humano no ha evolucionado durante milenios y milenios desde el mono hasta lo que es hoy, no, el Hombre llegó al mundo tal y como lo conocemos, no viene de nada más que de sí mismo así que la multitud de restos arqueológicos son todos una farsa científica sin ningín fundamento. El ser humano vino al mundo hace 10000 años en su estado actual, y la lógica pregunta es: ¿quién lo puso ahí? Pues esa "Inteligencia" superior que lo ha diseñado (cómo me suena esto a no se que otra cosa nefasta...) y esto lo dicen porque la complejidad del ser humano, sobre todo a nivel molecular, hace imposible que sea fruto del azar, de la pura evolución no planificada (y me sigue recordando a algo que sigo sin saber qué es). No aceptan los creacionistas que algo tan complejo haya surgido sin ser planificado/diseñado por una inteligencia superior. Es verdaderamente terrible.
Los defensores de esta teoría son lobbies religiosos que en EEUU tienen tanto poder, protestantes, evangelistas..., en fin todos esos seguidores de una doctrina llamada religión y que tan poco de científica tiene quizá por eso que les horripile tanto la verdad de la evolución. Son inacapaces de aceptar que su Dios no les haya puesto expresamente en el mundo sino que vengan del mono, inaceptable de todo punto. Pero lo peor de todo no es que fanáticos religiosos busquen algún razonamiento pseudo-científico que de credibilidad a sus credo, lo por es que buena parte de la comunidad científica estadounidense haya comulgado con la iniciativa en pleno siglo XXI, yo, francamente no lo entiendo, a no ser que existan intereses de otro tipo, que va a ser que sí.
Y aún hay más, esta teoría alternativa ha llegado a la población de forma escandalosa, si bien escierto que cuanto mayor es el nivel de estudios menor es su relevancia, creo conveniente remarcar que en torno a dos tercios de los no bachilleres (college), la mitad de los colleges y un tercio de los universitarios creen en el creacionismo, según encuestas recientes. Como verán es absolutamente alarmante y sorprendente como un país tan a la vanguardia de todo y también de la ciencia, cono la mayor parte de los premios novel de esa nacionalida, tengan semejantes creencias que a este lado del charco nos suenan a medievales. Desde luego que es digno de estudio la mentalidad de la sociedad americana y no hablo sólo de la América profunda pues en Chicago andan locos por una imagen de la Virgen aparecida bajo la Autopista Kennedy y que un chalado había pintado, como se ve lo de esa sociedad es verdaderamente curioso.
Yo por mi parte me mantengo a la espera de que ese gran país recupere la cordura y vuelva al sendero que nunca debió perder.

PD: en cuanto al recuerdo que me planteaba la historia, he conseguido saber de qué era. No lo digo porque creo que no hará falta, ¿verdad?