domingo, junio 18, 2006

EL ESTATUTO, ¡QUÉ GRAN CLAMOR!

Una tremenda patada en la espinilla. Un rotundo codazo en las narices. Un solemne corte de mangas. Un jugoso escupitajo en plena cara. Incluso aquel “hachazo terrible y homicida” que cantaba Miguel Hernández. Cualquiera de estas cosas vale para reflejar la actitud de los ciudadanos catalanes con respecto a su clase política.
Hoy se ha demostrado que a la gente le importa vivir, trabajar, viajar, ganar dinero y pasar la vida con la tranquilidad que los politicuchos se empeñan en usurpar. Ni el estatuto era un clamor. Ni la opresión española era insoportable. Ni el cambio era de vital importancia. Ni el patriotismo catalán se vive a flor de piel. Nada de nada de nada. A la gente le importa bien poco todo –todo- lo que la sucia clase política toda –toda- les dice. Nada les importa la identidad nacional. Nada el incumben los rifirrafes partidistas. Para nada necesitan un nuevo estatut. Vamos, que al ciudadano de a pie le importa un huevo, y hoy lo ha demostrado.
Ahora bien, ¿y ahora qué?
Bueno, pues ahora, a aguantar más de lo mismo, a sufrir el ahogo de un estatuto cuasi-comunista, otros cuantos años de debates idiotas, garrotazos, insultos… todo ello aliñado en breve por más conflictos, más pobreza, más paro, más impuestos, más dirigismo, más intolerancia… Y más elecciones, y más coches oficiales, y más guardaespaldas con gafas oscuras, y más mítines…
Así se vayan todos –todos- a la mierda.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

bUENO, BUENO, QUÉ ESCÁNDALO... A VER AHORA QUÉ COÑO DICEN.

Maestre de Campo dijo...

Pues se agarrarán a que ha sido "mayoritariamente" aprobado en referendum, ocultando que el "mayoritariamente" hace referencia a los que han ido a votar, ocultando que un sector importante ha decidido ignorar la consulta manifestando un profundo desprecio por el proyecto separatista-socialista.

Diego IF dijo...

Os recomiendo la editorial del día 16 del programa de cope "la linterna". Os encantará.

Cambiarán las instituciones con el apoyo de 1 de cada 3 catalanes. Han cometido el error de pasar a cuchillo sus diferencias políticas; Montilla-Maragall, Rovira-ZP, CiU-PSC... si tanto aman a Cataluña (de esa manera en la que la aman los independentistas y que yo no puedo comprender) hubieran paralizado el Estatut hasta que al menos pudieran hacer algo que si dura más de 10 años sea porque merece la pena su vigencia, no porque no se sumen las mayorías suficientes para volverlo a reformar.

¡Que gran razón tenía Groucho Marx cuando decía "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos en todos los sitios, hacer un diagnóstico incorrecto de los mismos y aplicar remedios erróneos".

Con este Estatuto se implanta lo más parecido a las Leyes de Nüremberg que mi mocedad me permite conocer. El Estatut ha costado ya un boicot, ese es el auténtico precio de un bodrio jurídico que, además de territorializar la justicia y fomentar la creación de oficinas de persecución lingüística, solo ha traído -y traerá- problemas a los catalanes. Y no solo económicos.

Saludos!

vitio dijo...

Hayek dijo que "los parlamentos comienzan a ser mirados como ineficaces tertulias, incapaces de realizar las tareas para las que fueron convocados."
Qué gran verdad también.
Un saludo.

Dodgson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

"La que está realmente buenísima es Esperanza Aguirre.
Saludos liberales"

¿Pero no te habías muerto, Antoñito?

Estás completamente loco. Mira que te duelen las risas que nos damos a tu costa, pero nada, tú a lo tuyo, rígido.

DonCorleone dijo...

Aprovechando que estamos con la cosa del Mundial, bien podría decirse que a tenor de los resultados, pierde la Libertad y gana España (sin entender que ambas cosas sean opuestas, pero sí distintas).
La libertad cuesta entenderla, y la gente no es capaz de observar la enorme cantidad de consecuencias nefastas que este estatuto provocará de manera directa en todos los órdenes de su vida: economía, ocio, lengua, familia...
Sin embargo, las pasiones y los sentimientos no es necesario entenderlos de manera racional y cartesiana. Para eso son sentimientos. Y en cuanto a esto, los catalanes se han mostrado completamente indiferentes. La gran mayoría ha expresado que para nada se sienten incómodos dentro de España por la sencilla razón de que son tan España como los castellanos, y que así lo sienten. No puede entenderse de otra manera el hecho de que dejasen pasar la única oportunidad real en muchísimos años de poder demostrar su incomodidez en "el Estado".
Pierde, ya digo, la Libertad y gana, saliendo fuertemente reforzada, la idea nacional de España.

Maestre de Campo dijo...

En mi opinión la idea nacional no saldrá reforzada, la zurda intentará capitalizar la derrota y convertirla en victoria legitimadora.

DonCorleone dijo...

Sí, desde luego que lo utilizarán para vender una victoria (que formalmente lo es, ojo). Pero el día de ayer, y los resultados obtenidos, serán en el futuro un argumento de peso frente a los que claman por las identidades periféricas.
Cosa distinta, claro está, es que ellos usen los datos a su manera pero, en fin, recuerda que también está el gulag y fidel castro y ellos siguen a lo suyo.

Anónimo dijo...

Seguro que el catalán medio es mucho más feliz desde el domingo: más trabajo, mejor colegio para los niños, menos impuestos...jejeje. En fin...

Lo que me da miedo es que a éstos les ofreces la mano, te cogen el brazo, y encima piden más.

Un servidor