lunes, junio 05, 2006

TAMBIÉN El País ES "DERECHA MEDIÁTICA"

Es por todos conocida la esquizofrenia que viene sufriendo desde hace mucho tiempo el pobretón de Enric Sopena, el falangista. Al parecer, sufre continuos espasmos y alucinaciones que le tienen trastornado el cabezón que esconde bajo su nívea y espesa peluca.
A tanto ha llegado hoy, tan alto ha sido el último episodio, que el hombre ha escrito hoy -agarraros- que El País es parte de la derechona mediática. Esto dice el enfermo en su articulín de hoy:

"Ha anunciado El País que Batasuna está preparando su legalización para este verano. Tanto la resolución del juez Grande Marlaska –convenientemente inducida por la fiscalía- como la prevista reunión entre el PSE y la izquierda abertzale (aún ilegalizada como partido) han sido dos factores al parecer decisivos (...) Produce pasmo, por consiguiente, que episodios como éstos hayan provocado una nueva oleada conservadora de improperios canallescos, monstruosas acusaciones, insultos de baja estofa y amenazas más que veladas de ruptura del apoyo formal al Gobierno en el proceso de paz para Euskadi. . La derecha política y mediática -que avanzan juntas por la senda del catastrofismo sistemático- parten de una premisa. No conceden a Rodríguez Zapatero ni siquiera el beneficio de la duda. O es un loco peligroso o es un submarino de ETA introducido en la Moncloa".
En fín, a estas cosas se llega cuando, intentando escudarse en posiciones respetables de apariencia democrática, se pasa uno los días rompiendo lanzas como un loco a favor de los asesinos, los mafiosos y los terroristas.
Por supuesto, es su apestoso sitio web, ni una línea sobre las agresiones a Arcadi Espada. Lástima no le hubieran reventado a palos, se estará lamentando don Enric...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta gente está cada día más loca...

Julio dijo...

Cuando finalice el proceso de claudicación, que no de paz, ante los matarifes de eta y sus compinches estos taraos mentales se creeran que habra abandono de las armas?. Habrá concluido la primera parte, luegon vendrán nuevas exigencias y volveran a claudicar por miedo al tiro en la nuca, y así hasta cuando?. ¿Donde están el arrepentimiento y el abandono de las armas?.Eta está poniendo de rodillas al Estado y encima hay que estar dando saltos de alegría. Vergonzoso e indignante. Y ahora a escuchar que uno es un fascista de mierda por no aplaudir.
Negociación en mi nombre NO.

El Cerrajero dijo...

Dapena es un pobre enfermo que necesita autoconvencerse a diario de que los gigantes no son molinos.