lunes, enero 08, 2007

¿LA ESPERANZA (AGUIRRE) SE DESVANECE?

Sé que mentar a Esperanza Aguirre con ánimo crítico en los ambientes liberales es motivo suficiente para encontrarte inmerso en un inmediato bosque de espaldas, que diría Ruano.
Poner en duda el carácter liberal de "La Presidenta" delante de alguien con el debidamente homologado carnet de liberal es algo así como llevarse la mano al interior de la chaqueta en una novela de R. Chandler.
Así pues, parapetado en la protección y la distancia que me da este blog, aprovecho para plantear una vez más mis dudas sobre la actitud que debe tomar un liberal con respecto a la susodicha.
Y lo hago al estilo del duque de Osuna, que siendo procesado se negó a su derecho de defensa diciendo que por tal presentaba sus victorias -"Faltar pudo su patria al grande Osuna, pero no a su defensa sus hazañas..."-. Del mismo modo, acudo a las hazañas de doña Esperanza con el fin de ejercer, en este caso, de acusación particular. Tomo por fuente su propia web, recuerdo algunas de sus propuestas y confirmo que las ha cumplido -no le escamoteo la virtud-, dando a resultas "con 90 nuevos kilómetros de metro, 8 nuevos hospitales, 56 nuevos centros de salud, 137 colegios bilingües y 2.500 policías locales más, entre otras importantes acciones", todo ello gracias a "un ambicioso Presupuesto social". La lista podría alargarse -mucho, demasiado- pero paro aquí por considerarla ya con suficientemente peso.
Dicho lo cual, y siendo las cosas como son, pongo a trabajar el córtex prefrontal y me pregunto: ¿merece el tratamiento entregado que a menudo recibe por parte de los liberales?, ¿a qué viene sacar en su defensa tantas excusas (al fin y al cabo es política, los demás son peores que ella, bastante hace ya...), ¿es fundada la esperanza liberal que suele suscitar? ¿no será que, como afirma Richard w. Rahn en LD, es una más de las que saben "que es más fácil ser reelegido si se aprovechan de la ignorancia de la gente"?, ¿no sería mejor, acaso, viendo que querencias no le faltan, incrementar la presión y el carácter crítico sin que los principios liberales se desvanezcan con su presencia?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez más se demuestra lo muy contagioso que es el virus de la enfermedad moral progre. Sólo un pseudoizquierdista arrabalero como tú puede atreverse a poner en duda el liberalismo de esta espléndida mujer que, como muy bien subraya Losantos, es el principal activo y el principal atractivo del PP.

Ignacio dijo...

No es liberal.
Es como un juego de memas "yo voy de liberal" pues yo de derechas" pues yo de ......
pero en la practica es una mas, facilmente difuminable en el marasmo de gentuza de los politicos.
No te has equivocado nada en el analisis.

MrBurns dijo...

Coincido en lo que dices, desde luego no es la gran dama del liberalismo, pero al final terminamos en lo de siempre cada vez que miramos el panorama político español.

Sencillo: es la menos mala de las opciones. Creo que tiene una cierta componente liberal, si bien es cierto que consume presupuesto como cualquier progre. El día de las urnas, un liberal puede optar por votarla o quedarse en casita sentado en el sofá. El problema es que la alternativa se llama Simancas, y esos son capaces de expropiarnos la casa y hasta el sofá, al estilo tripartito.

Al final es lo que decía Leo McGarry en el Ala Oeste: "Estoy de harto de candidatos que ponen el listón tan bajo que tengo que ir mirando al suelo para no pisarlo".

Anónimo dijo...

" Una vez más se demuestra lo muy contagioso que es el virus de la enfermedad moral progre. "

X-DDDD

Tufo soviético hasta cagando parodias.

Eres poca cosa, trollete palizas, asúmelo.

Anónimo dijo...

Tanto en politica como socialmente hablando, Esperanza Aguirre es una liberal de los pies a la cabeza. Representa el espiritu liberal en su maxima esencia. Ha sabido en todo momento dirigir sus programas economicos con la mayor efectividad esperada consiguiendo el exito de colocar a Madrid al frente de la economia española.

DonCorleone dijo...

"Representa el espiritu liberal en su maxima esencia". Dos cuestiones:
- ¿Cuál es el espíritu liberal?
- ¿Cuál es su máxima esencia?
Y al hilo de esto:
- Siendo Esperanza Aguirre lo que dices, ¿todos los autores que defienden la privatización de todo lo que ella patrocina desde lo público no son liberales?
- Siendo sus obras la máxima esencia, ¿no es posible esperar más?

AMDG dijo...

Es un liberalismo muy curioso que ni se mancha ni moja aun subiendo el gasto público por encima del crecimiento del PIB. Y mas:

Esperanza Aguirre: 4.417 millones de euros para “integrar a los inmigrantes”.

Anónimo dijo...

Triste pero cierto. Esperanza es el mal menor.

Anónimo dijo...

Esperanza es más liberal que muchos otros pero liberal en sentido estricto o cercano... pues no. Pero no es eso lo que más me preocupa pues nadie hace política liberal en España. Esperanza es como todos más electoralista que liberal aunque una de las mejores piezas políticas de este país.

JCHA dijo...

No hay duda de que Esperanza es más liberal que muchos liberales, luego es tan liberal como cualquier liberal que lo sea. Aquí no hay carnés ni registro que constituya la actitud liberal. simplemente hay un credo y quien lo profesa.

Esperanza es Liberal, pero también es un político. No es lo mismo analizar y desarrollar las ideas liberales cuando no se tienen responsabilidades políticas, de gobierno. España es como es y así está constituida. Debemos exigirle que defienda el "cambio" hacia unas formas más liberales de la cosa pública, pero no que como gobernante sea una insumisa de la legalidad vigente.

El liberalismo no es un dogma, es más bien una forma de ver la realidad y entender las cosas. Esperanza es la presidente de una comunidad autónoma de la España de 1978, que más puede hacer?

si queremos cambio, movámonos nostros!

http://liberesp2.spaces.live.com/

DonCorleone dijo...

Se pueden hacer muchas, muchas cosas. Claro que tiene limitaciones por el puesto y la naturaleza del mismo, quien lo niega??? Pero de ahí a la cantidad de cesiones socialistas que Esperanza hace hay un trecho muy grande.