domingo, enero 07, 2007

LOS PIRATAS DE SOPENA PIDEN A ETA QUE APUNTE MEJOR

Una de las más evidentes consecuencias que ha tenido el golpe de timón izquierdoso en la política antiterrorista es que ha desatado por completo las lenguas de sus satélites mediáticos.
Ahora, al abrigo del "proceso de paz", escudándose en las trincheras que se han ido construyendo (la AVT es del PP, Aznar también dialogó, el PP está sólo en su postura...) y, sobre todo, con la fuerza que da saberse protegidos por el Gobierno de turno se ven con la libertad de decir lo que verdaderamente piensan, que es básicamente lo contrario de lo que decían cuando estar con las víctimas y cumplir la ley era para ellos -ahora lo sabemos- nada más que el corsé de lo políticamente correcto.
Así, el mundo de la izquierda española -a la que tanto debe ETA- se vuelca ahora, en distintos grados, en justificar los asesinatos -véase tb la voz "accidente"- en base a mantener vivo el proceso de diálogo y negociación. Saben, por otra parte, que es la única baza fuerte para seguir en el poder, con todo lo que eso conlleva.
Cabe destacar, de entre todo este mundillo basura, a modo de paradigma del pensamiento progre, la webecilla capitaneada por el falangista Sopena. En ésta, además de haber subido a bordo al camarada Fanlo -el que quería pegarle un tiro en el corazón a Losantos- se hace cada día una estupenda apología del terrorismo, de manera directa o indirecta -cuestión de estilos-.
Hoy traigo un par de párrafos que merecen mucho la pena -nunca mejor dicho- de un tal Andrés Villano, digo Villena, perdón, que se muestra fervientemente admirador del movimiento revolucionario antiimperialista y antineoliberal españolazo que está llevando a cabo la izquierda abertzale, pero que, oye chicos, camaradas del alma, guardaros un poco de hacer tanto ruido con las pistolas, meterle menos carga a los petardos y atinad con el objetivo, no me matéis a dos obreros, que son de los nuestros, que sí, que ya sé que el otro día no queríais que muriera nadie, pero os lo digo para futuras ocasiones:
La izquierda abertzale –a la que ustedes pertenecen-, que, en teoría debería premiar y defender los derechos de la clase obrera, no ha hecho ni un gesto de repulsa ante este (sic) asesinato. ¿No les parece suficiente esta víctima, un obrero, un luchador con todas las de la ley? No me cabe duda de que muchos lo considerarán un mero efecto colateral; ETA no pensaba matar: de ahí el aviso con antelación al aeropuerto. Pero el que juega con fuego se quema y es responsable del incendio.
El Estado español no tiene nada contra ustedes, ni mucho menos sus trabajadores. Sólo queremos vivir en paz y discutir los problemas que nos aquejan. Si quieren hacer la revolución, háganla; si quieren romper con esta opresiva realidad neoliberal e imperialista que les parece España, rompan con ella.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Que asco de gente, de verdad.

snipfer dijo...

Que se va a decir de Enric Dapena, bueno...
Por cierto, si quieres hacer el guión largo una aclaración: — es alt+0151, a mi me gusta más cómo queda que el menos.

DonCorleone dijo...

Ok, gracias. La verdad es que soy bastante torpe con estas cosas... Hoy me he atrevido con lo de entrecomillar párrafo...
Un saludo.

Alatriste dijo...

Ya sabes Otegui, si la próxima le pegáis un tirito al presidente de una diabólica multinacional, todos estaremos con vosotros. Adelante con vuestra revolución.

Anónimo dijo...

Una multinacional no. Una nacional, que es peor.

El Cerrajero dijo...

Rodríguez el Traidor debería dimitir antes de acabar procesado y en prisión.

Así volverían a las alcantarillas personajillos como Dapena.

Como indica el refrán, 'muerto el perro se acabó la rabia'.

Anónimo dijo...

Curioso, ahora sois liberales y os atrebeis a acusar a los demas de "falangistas",muy curioso.Ala, seguir soñando con fRANCO y menearosla con vuestros estandartes de la "libertad".¿Cómo llebais la colección del franquismo que os regala el Mundo?

DonCorleone dijo...

Bien, tontorrón, bien. Siempre hay que conocer al enemigo, así que la coleccionamos puntualmente. Gracias.