viernes, mayo 23, 2008

El Gobierno no se come a los niños, de momento los secuestra

El caso ha sido seguido bastante de cerca tanto por Lew Rockwell como por David Friedman. Hace algo más de un mes la policía del estado de Texas asaltó en Eldorado el rancho de la secta polígama "Yearning for Zion" y se llevó a nada menos a más de 400 niños (con métodos nada exentos de brutalidad) con la excusa de que habían sido objeto de abusos. Todas las sospechas se basaban en una llamada no identificada y con alegaciones nunca verificadas.

Ayer las cortes competentes se pronunciaron sobre el caso tras las demandas de los padres de los niños arrebatados por los servicios del gobierno. Y la decisión ha sido clara: los "Servicios de Protección Infantil" del gobierno de Texas actuaron ilegalmente.

Como comenta Rockwell tras la decisión judicial: el gobierno siempre intenta destruir la familia como centro de autoridad, pero este caso fue particularmente horrible.

2 comentarios:

Mario García dijo...

Exacto: el Estado funciona. El Poder Judicial ha puesto coto al Poder Ejecutivo.

Libertarian dijo...

Visto así el libre mercado de ordinario suele tender a ser puro estatismo y socialismo, puesto que los contratos son validados por el poder judicial público. Pues menuda absurdez.