viernes, mayo 16, 2008

El Supremo de California aprueba el matrimonio gay, con el apoyo de 'Governator'


Ayer jueves la Corte Suprema de California decidió que la prohibición de los matrimonios entre homosexuales en el Estado es inconstitucional, dando así libertad a las parejas del mismo sexo a casarse. El máximo tribunal de California determinó que "el derecho de crear una relación familiar" es válido para todos los californianos sin importar su orientación sexual. "Limitar la designación de matrimonio a la unión 'entre un hombre y una mujer' es inconstitucional y debe ser retirado", resolvió el jueves el Tribunal Supremo de California, en una decisión que permitirá casarse a las parejas del mismo sexo en el Estado más poblado de EEUU. Asimismo, la Corte resolvió que "permitir a las parejas del mismo sexo sólo acceso al nuevo y menos reconocido estatus de unión doméstica infringe sus derechos constitucionales a casarse y tener la misma protección ante la ley garantizada por la Constitución de California". El veredicto, así, da la razón a los demandantes -la propia ciudad de San Francisco, varios grupos de apoyo a la comunidad gay y dos docenas de parejas homosexuales- y es el último episodio de una serie de apelaciones y decisiones judiciales iniciada en 2004.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger aplaudió la decisión y dijo oponerse, desde ahora, a una eventual enmienda federal que invalide la posibilidad de los matrimonios homosexuales en su estado. El presidente de la asociación de gays y lesbianas del Partido Republicano, Log Cabin Republicans, se ha mostrado satisfecho, insistiendo que la decisión está en sintonía con el credo conservador de igual libertad para todos los ciudadanos y refuerzo de los valores familiares.

El fallo crea el marco legal para que California se convierta, tras Massachusetts, en el segundo estado que reconoce el matrimonio de parejas homosexuales. En Nueva Jersey y Vermont existen legislaciones que garantizan una serie de derechos legales a parejas del mismo sexo, similares a los que gozan los matrimonios heterosexuales, como herencias en caso de viudedad y división de bienes, entre otros aspectos. Independientemente de las posiciones morales particulares, lo cierto es que esta pronunciación judicial atañe a una realidad social cada vez más patente. Sin ir más lejos, en Texas, uno de los estados quizás más conservadores, viven sobre 3.600 niños adoptados por parejas homosexuales. Según los datos del censo a nivel nacional estos niños viven en familias con mayores ingresos y mayor nivel de escolarización. En California, el 10% de los menores de edad viven bajo el cuidado de una pareja del mismo sexo.

Jurídicamente la decisión de un estado norteamericano de aprobar los matrimonios homosexuales es constitucional, mientras no lo es -no lo sería- una enmienda a nivel federal-nacional sobre la Constitución, como ha defendido reiteradamente Ron Paul.

4 comentarios:

Altavoz Magenta dijo...

Al final de este post cometéis un gran error: decir que sería inconstitucional una enmienda a la Constitución.

Evidentemente, una enmienda constitucional ES constitucional. No se puede uno cuestionar si la Constitución es constitucional. Es como preguntarse si la blancura es blanca.

Lo que aduce Ron Paul es que es una mala idea desde el punto de vista político.

Pero si los americanos modifican su Constitución, ese cambio, lógicamente será constitucional.

Libertarian dijo...

Hay enmiendas que contradicen totalmente el espíritu de la Constitución, como la 16ª del impuesto sobre la renta, que debería ser abolida entre otras cosas, por su más que dudosa fidelidad a los valores en que se fundó ese texto. En ese sentido no creo que algo por estar en la Constitución americana sea 'constitucional'. En cualquier caso, es una cuestión muy semántica. Es obvio que entiendo lo que dices.

Lo que está claro, y debe estarlo para todos, es que es antiliberal.

Retroferran dijo...

Como heterosexual y como liberal celebro la decisión del Supremo de California.

Libertarian: no me quedó claro que cosa crees que es antiliberal, si la 16a enmienda o la decisión del Supremo sobre el matrimonio gay.

Libertarian dijo...

La 16ª enmienda es antiliberal, por supuesto, por eso Ron Paul propone abolirla, que es el impuesto sobre la renta.