miércoles, mayo 07, 2008

Canadá y Finlandia estudian un impuesto único plano

Si hace poco llegaba a Polonia la revolución fiscal que está alcanzando a gran parte de Europa del Este, esta vez son Finlandia y Canadá las que están estudiando unirse al club del 'flat tax'. El impuesto sobre la renta fue implementado en Canadá en 1917. En sus 91 años de historia, la legislación fiscal de la renta ha pasado de 10 páginas a 1.100. Hasta 44.000 funcionarios tienen que lidiar con la burocracia que esto implica. Como sentencia La Gazzete de Montreal que mencionamos, ha llegado la hora de la idea de un impuesto plano.

En Finlandia ha sido el propio secretario de comercio quien ha planteado el estudio de la introducción de un impuesto plano, proponiendo en tal caso que a los ingresos más bajos se les eliminaría este impuesto. Eso sí, hay que tomarse el caso finés con más que escepticismo, ya que el impuesto plano se situaría entre el 32,5% y el 41,5%, desorbitado en comparación con el resto de miembros actuales o potenciales del 'flat tax club'.