miércoles, mayo 03, 2006

¿CUÁNDO FUE QUE SE NOS JODIÓ ESPAÑA?

Buena y bonita Tercera la de ayer de ABC, que se me olvidó postear. Divaga Serafín Fanjul al hilo de la famosa pregunta de Vargas Llosa.


"...reproduzco -por muy expresiva- una frase de Vargas Llosa en Conversación en la Catedral: «- ¿Cuándo fue que se jodió el Perú, Zavalita?». Y nos aplico la misma pregunta: ¿cuándo nos torcimos? O cuándo se empezaron a encorvar otros españoles, de a poquito, hasta lograr una muy triste figura de jorobeta gozoso y gracioso, ignorante feliz de su desgracia".

7 comentarios:

Berlin Smith dijo...

Bueno, el problema de España es algo viejo. Creo que el reto moderno es darse cuenta que no es un problema nada diferente al de cualquier otro país y emplear la democracia para resolverlo. Se resume en uno: no hay coincidencia generalizada en la idea de país y no veo político (de los que quieren mantener el país y los que, queriéndolo cambiar, no deseen la secesión) que sea capaz de aglutinar una propuesta susceptible de aunar el consenso necesario, no digo mayoría simple, sino el necesario.

Anónimo dijo...

Pero si España es la Nación inacabada, como dice Carrascal!!!
¿Qué creéis vosotros?

Tirant lo Negre dijo...

El Peru y España se jodieron desde el mismo dia de su nacimiento precisamente por ser obra de españoles, gente que, por razones culturales, ha demostrado su incapacidad para montar un estado decente. Y si alguien lo duda que me pongan un ejemplo de lo contrario.

Herr Hinkel dijo...

Con chusma como tu dando la tabarra tarea posible, Tirant lo Negre.

Si lo que tu quieres es que nos vaya mal. Te alegras de la inestabilidadq ue creais los enemigos de Espanya, eres un mezquino.

Y antes de q empiezes, soy catalan.

Alatriste dijo...

España tiene el gran problema de tener unos políticos que juegan a hacer política sobre lo que es o deja de ser la propia España.
No estaría mal que alguien calculase el tiempo perdido en esta cuestión (pudiendo dedicarse a otras cosas harto más interesantes) y, sobre todo, el dineral que nos está costando.
Cosa distinta, y yo creo que es lo que plantea Fanjul, es cuando hemos cambiado los españoles y hemos dejado de ser los que antaño fuimos. Una gente capaz de resistir, como los ingleses, el bombardeo alemán o de lanzarnos a flandes con el par de huevos que hacía falta.
Hoy, sin embargo, somos unas palomitas que se encogen de hombros ante los trenes reventados de Atocha y buscamos consuelo tras la capa del primer tonto que pase por la calle.

naixin dijo...

Es tiempo, como en las reuniones de Alcohólicos Anónimos, de un poquito de self-awareness:

Problemas:

- El colapso demográfico, agravándose año a año. No en Marruecos, ojo.

- El pseudoimperio euromano, que se está cayendo a cachos, democráticamente (Francia , Holanda…), y ya veremos lo que pasa después.

- La pérdida para España de los fondos comunitarios.

- La endeblez de la industria española subsistente y de las demás industrias cooficiales del estao.

- Los tremendos déficits de nuestra balanza comercial.

- El fin de la subvención encubierta que representaba un petróleo tirado de precio.

- La degradación de la convivencia y de los estándares educativos.

- El salto ya producido de la tolerancia al nihilismo pseudodemocrático y flower power.

- El fundamentalismo islámico, nada marginal (15-30% de los afables vecinillos mahometanos – Richard Clarke).

- El acoso intimidatorio del sultancito, insaciable.

- Me salen tres o cuatro más.

A saber cuando explotará esto. Pero tenemos, ya mesmo, un problema sobre la mesa: el de la desintegración de España.

No pocos izquierdistas miran con mejores ojos a las naciones incoativas periféricas que a España. Desgracidamente, será una cosa o la otra. No puede haber dos, tres, diecisiete sujetos de soberanía y además España.

Nadie dice (aunque algunos lo pìensen) que Rodríguez y sus ideólogos y valedores mediáticos hayan programado la ruptura de España. Ni que sea malo que se abra el debate frontal sobre el tema. Es preferible renunciar a ganar tiempo y cerrar los ojos mientras el problema crece. Afrontemos la realidad.

Smith dijo...

Muchó se nos jodió en la transición, de la mano del inepto Suárez, que cedió ante el empuje de los soliviantados nacionalistas.