viernes, mayo 26, 2006

A LA CÁRCEL CON JUANITO PISCINAS

Leo que la juez Elena Lillo ha elevado a la Sala Penal del Tribunal Supremo una exposición razonada en la que afirma que "existen indicios de criminalidad" contra Puig, al que atribuye un presunto delito de coacciones por participar en una protesta en la piscina de Pedro J. Ramírez.
Son estas las cosas de la Justicia, tan llena de trámites burocráticos estúpidos. Tan sólo hace falta mirar a la cara a este botarate para saber que su libertad es un peligro para el resto. Ya veremos luego si lo metemos en un psiquiátrico de alta seguridad o en una cárcel cualquiera (por lo menos en Canarias). Pero en fin, si Otegui anda por ahí bailando y amenazando a una población entera supongo que este hombrecillo merecerá también tan distinguido trato por parte de todos.
Esperemos que al final dé con sus huesos en el trullo más mugroso del mundo. Aunque sólo sea por asistir al espectáculo de ver a sus enmascarados clamando a las puertas de la prisión, como la piara sociata que antaño chillaba y daba coces mientras Vera y Barrionuevo se calzaban el traje a rayas.
En septiembre, le dediqué estos versillos a don Juanito Piscinas para el nº 3 de Cádiz:

... Pero sin lugar a dú
la estampa más acojó
fue cuando a un enorme grú
de radicales de izquier
les importó cuatro mier
asaltar a Pedrojó.
Comandaba la patrú
un diputado de Esqué
haciendo uso de la inmú
de su carné entre los dién,
prerrogatica que gó,
recordarlo siempre es bué,
por ser un uno de los miem
de las Cortes españó.
Yo sólo tengo un dú:
¿no conoce la vergüen
este enorme hijo de Pú?

2 comentarios:

vitio dijo...

Pues la verdad es que si hay terroristas dando charlas en las universidades del País Vasco y no están detenidos, al de ERC no le va a tocar nadie.
Un saludo.

Dodgson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.