lunes, mayo 15, 2006

¿SE DESHACE EL PP?

Desde luego, si así fuera, apañados íbamos. En cualquier caso, las cosas parecen no apuntar en una buena dirección.
Atrás quedó la cerrazón de filas en el Partido Popular de los tiempos dorados del aznarismo y nada podría ocurrirles peor que esto. Desde luego, no están mostrándose ni mucho menos hábiles y capaces en su posición opositora. Muchos eran los que decían que Aznar dejó un partido listo para gobernar en las manos de una persona puesta para ser Presidente de Gobierno y seguramente tuvieran razón. Sin embargo, la cosa empezó mal, con una campaña de "baja intensidad" como las que pide Piqué ahora, rehuyendo un debate televisado que tenían ganado y llegando por los pelos a las elecciones municipales. Supieron salvar los trastos en las municipales y pensaron que el vuelo remontaría solo en las generales. Y entonces ¡¡¡poooom!!! las bombas de Atocha, las agresiones, los gritos y todo al garete.
Así, el grupo de gobierno se convirtió en partido de oposición y el futuro presidente en líder político de partido. Y de ahí en adelante, parece que no han ido muy bien las cosas.
Lo queramos o no, el PP no se ha mostrado fuerte en sus argumentaciones en la mayoría de las ocasiones, sigue acusando un complejo de culpa de no se sabe qué y ha caído en populismos baratos en más de una ocasión (el otro día pedía Rajoy que el Estado soliviantase las pérdidas de los afectados por el timo de los sellos, !olé don Mariano!).
Sin embargo, no es esto lo que más puede pesarles. Lo más grave, o lo que más pueden acusar es dejar de lado lo que hasta ahora había sido seña de identidad del Partido: la pétrea unidad y su cerrar filas en torno al líder. Y esto, en base a lo visto últimamente, parece ser el camino que están tomando: Piqué y Vidal-Quadras (el uno no vale, no le quieren y pierde votos; el otro es un líder fuerte, además de uno de los pocos políticos respetables, y Rajoy a verlas venir), Zaplana y Camps a la greña, rebeliones en el grupo parlamentario, los economistas no se llevan, hay a quienes los jefes no pueden ni ver, lo de Aguirre y Gallardón más de lo mismo (estos al menos parece que siguen ganando)... todo ello por no hablar de las broncas que cuentan que se organizan los lunes en la 7ª de Génova 13 o la ya tan mentada división de halcones y palomas.
Un desaguisado, en fin, al que más les vale poner fin. A Rajoy le toca mover pieza. A todos nos tocará sufrir los posibles desaciertos.
Y todo esto, con la de flancos que tienen por donde atacar y salir bien parados...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé porqué me da que Rajoy tiene los días contados... A mí, personalmente, me está defraudando... QUizá sea que Aznar dejó el pabellón muy alto.

vitio dijo...

10.000.000 de votos que tiene el PP. Habrá que ver cuántos de ellos son ganados por méritos propios.
Saludos!!

DonCorleone dijo...

La verdad es que es una pena pq seguramente Rajoy no lo hubiera hecho nada mal. Sin embargo, me parece que lo mas probable es q en 2008, el PP pierda y se vea obligado a renovarse.
Y la única mano de hierro que puede poner firmeza y dignidad, además del triunfo, es la de Esperanza Aguirre. Y si no al tiempo...

Anónimo dijo...

Pero hombre, para el 2008? Y luego el 2012?

Para entonces ya no haay España

Hay que echar a Mariano antes.

Y emepeñaos con la Espe. Valiente nada!!!!

Neo dijo...

Aunque adoro a Esperanza Aguirre, yo prefiero a Vidal Quadras como Presidente. Un catalán como presidente de España, sería genial ;-).

Saludos.

Demosthenes dijo...

No es que no hagan caso a Rajoy, es él quien cultiva eso. Recordad que Piqué fue a ver a Rajoy con la amenaza de dimitir si el PP no dejaba de desautorizar, timidísimamente, su línea catalanista. "¡Bienvenida sea esa dimisión!", pensamos muchos. Y sin embargo Rajoy le suplicó que no se fuera. Me pregunto qué tiene Rajoy sobre los hombros.

El PP pierde las próximas elecciones casi seguro, a menos que algo muy gordo manche al PSOE. Las podría llegar a ganar gracias al desgaste de los estatutos, pero con el "proceso de paz" Zapatero se los lleva a todos de calle, dentro y fuera de España, y a Rajoy el primero, ya lo hemos visto.

Otro dijo...

El unico futuro que puede tener el PP, si es que quiere salir de la oposicion algun dia, es sacarse de encima la faccion ultramontana, precisamente la que mas esta definiendo su politica actual. No se puede ganar en Espana cuando la influencia cultural de un paritido no va mas alla de alguna que otra folklorica, ni tampoco cuando en Catalunya, la segunda base de votantes de Espana, se tiene una presencia testimonial, y no solo no se hace nada por arreglarlo sino que ademas se usa el anticatalanismo primario como herramienta fundamental de campana.

Si el PP quiere volver a pintar algo necesita refundarse, sacarse de encima a los ultras, que son muchos y muy visibles, y buscar un socio fuerte en Catalunya igual que lo encontro en Navarra. Lo contrario sera no subir jamas al poder, lo que fastidia la alternanacia y ya sabemos como acaba, y convertir la hostilidad pepera en Catalunya en cancer.