jueves, mayo 25, 2006

ENTREVISTA A SÁNCHEZ DRAGÓ (2º acto): "Soy liberal a ultranza"

En esta parte, hablamos más concretamente de lo que por estos lares interesa: liberalismo, impuestos, capitalismo, prosperidad…

Además de atizarle al comunismo y al socialismo real, hay que decir que en absoluto te detienes ahí sino que le pegas duro también al Estado de bienestar y socialdemocracia. En tu carta de Jesús al papa tiene párrafos demoledores…
Bueno, yo soy nietzschiano, no tengo una visión igualitarista del ser humano, pienso que todos los individuos son diferentes y, por lo tanto, creo que hay una pirámide, que hay una jerarquía natural, una aristocracia. Entonces, desde ese punto de vista, un estado en el que se nos pretende allanar a todos por abajo y convertirnos en personas exactamente iguales me parece un aborregamiento que es lo contrario de mi visión del ser humano como un héroe que lucha contra la adversidad, que se conoce y se sobrepone a sí mismo y que es hijo de sus actos. Por el contrario, en este estado actual resulta que inmediatamente de todo lo malo que le sucede a uno es el rico, el vecino, el jefe del gobierno… y los individuos, en lugar de seres autorresponsables, se convierten en esclavos y resentidos.
Así que esto de bienestar no tiene nada. El bienestar está una sociedad libre en la que se permite que la gente pueda prosperar, pero no esto que tenemos. Si es que esto son estados comunistas. Fíjate que soportamos una presión fiscal en Suecia de un 90% y en España de un 75%, y eso es, sin necesidad de asaltar el palacio de octubre, la revolución comunista ¿pero cómo es posible? Estamos todos en un estado de confiscación insoportable que nos lleva al hundimiento económico.
Por ejemplo, la última vez que he estado en Japón, hace pocos meses, me encontré con que es casi imposible cambiar euros. No los quiere nadie. Tuve que hacer una procesión y en el duodécimo banco, por caridad -como son muy educados-, pues me dijeron “se los vamos a cambiar pero nos vamos a quedar con el 26% porque no creemos en esta moneda”. Y aquí, en cambio, todo el mundo está mirándose el euro convencidos de que Europa es un espacio de prosperidad, cuando en estos momentos lo que verdaderamente es un espacio de prosperidad es el sudeste asiático –Japón, Corea, la India…-.
Yo, que viajo a esta zona varias veces al año, tengo la misma impresión ahora al llegar a Europa que tuve en los años 60 al llegar a Bombai. Esto se va al diablo y es precisamente la izquierda la que está suministrando abono para que se produzca un nuevo planteamiento de los fascismos de hace años con todas esas cosas que te comentaba antes: el Islam, los homosexuales o la inmigración, sobre todo, con los subsidios y el derecho de voto…

Ya sabes que ahora hasta Esperanza Aguirre se apunta al carro del derecho de voto…
Esperanza que es mi vecina y vive aquí precisamente, al otro lado de esta pared (Fernando golpea el tabique entre risas…).
Bueno, Esperanza yo creo que es una liberal de pro, lo que pasa es que es una liberal que está hipotecada por la situación, que está en un partido lleno de socialdemócratas en el que sólo ella representa el verdadero liberalismo. Yo reconozco que soy muy partidario suyo, además de Vidal Cuadras que, desgraciadamente, no pinta nada en el partido pero que es uno de los mejores intelectuales de este país. Pero Esperanza sí pinta mucho. De hecho, si Rajoy no gana las próximas elecciones yo creo que va a ser la primera jefe de Gobierno mujer que tenga España y bienvenida sea. Esto el PSOE lo sabe muy bien y por eso la maltrata y la calumnia como lo hace. Desde luego, es mi político favorito.

Cuando colgué este artículo en nuestro blog se cuestionó mucho tu ideario. Hubo, incluso, quien dijo que eras un falangista…
(Da un respingo, casi se levanta y se lleva las manos a la cabeza) ¿Pero cómo voy a ser falangista si la falange es de izquierdas, por favor? Ahora bien, eso no quita para que aprecie la figura de José Antonio, que yo creo que fue, de todos los personajes de la guerra civil, el más limpio, el más noble y el más fascinante. Por tanto, ¿puedes decir que soy joseantoniano en cuanto a admiración personal?, pues puedes decirlo, pero eso no me convierte en modo alguno en falangista. No tengo nada en común con ellos. Nada. Su ideología me es completamente ajena. El fascismo y el comunismo son las dos caras de una misma moneda.

¿Eres entonces liberal?
Sí, soy liberal. Cada vez más. Liberal a ultranza. Mi España es la España del liberalismo, de las Cortes de Cádiz, de Cervantes, la España de las libertades… de esa España sí soy.

De esa España que pasó y no ha sido, que diría Machado…
Efectivamente. Pero a mí me gustaría aclarar que cuando digo en este libro que lamento profundamente haber nacido español quiero decir que yo no tengo bandera, que no tengo patria, pero tengo tierra. Soy Juan sin patria, pero no Juan sin tierra. Tengo tierra, y mi tierra es Soria. Y tengo lengua, y mi lengua es el español y ay de quién me toque el español. Y tengo raíces, y usos y costumbres, y me gusta el vino, y voy a los toros y mis hijos han nacido aquí. O sea, que yo tengo tierra. Lo que no tengo son banderas, ni etiquetas, ni dioses, ni reyes. Me considero un liberal porque soy un hombre libre. Soy nemo frente al cíclope.

Sin embargo, yo no veo la connotación negativa del patriotismo como un sentimiento diferenciado del nacionalismo…
Nada. No lo puedo entender. De la misma manera que no entiendo que uno sea de un equipo de fútbol ¡No lo puedo entender! No me cabe en la cabeza cómo uno es soriano y se alegra de que vengan, no sé, muchos turistas a las fiestas de San Juan… pero, ¿porqué se produce esa identificación? Es algo que está más allá de mis entendederas. Yo, por supuesto, cuando tenía 13 añitos era del Madrid, pero luego crecí. Y me parece de un enorme infantilismo identificarse con una bandera, con un equipo de fútbol o, en definitiva, con la colectividad.

Sigo sin verle el peligro…
Pero, ¿cómo?... Pues tiene el peligro de que en cuanto las gentes se agrupan el individuo se convierte en chusma. El pueblo deja de ser pueblo y se convierte en populacho.
Esto pasó, precisamente, en las manifestaciones contra la guerra donde, en teoría, acudían en favor de la paz y terminaban luego tirando piedras, insultando, increpando, apostrofando las sedes del PP… Yo quedé francamente horrorizado la única vez que fui. Y eso, en cuanto dos personas se juntan, es lo que sucede, al hombre le sale la fiera. En cambio, de uno en uno, no. A mí todo lo colectivo me es ajeno.

Niegas entonces que pueda haber un patriotismo liberal…
Pero, ¿porqué?, ¿qué es una patria?, ¿qué es España?, ¿qué es Europa?, ¿qué es una frontera?... Nada. Yo salgo a la calle y veo personas. Unas más guapas, otras más listas… pero no entiendo qué son todas esas cosas. Vale que uno se identifique con su pueblecito, con sus olores, con sus raíces… pero eso de la patria… son conceptos vacíos, son abstracciones, eso que los escolásticos llamaban flatus vocis. Así que no me lo expliques porque no lo entiendo. Nací así. Lo siento. Sólo de pensar en esas manifestaciones que se organizan cuando se gana una copa cualquiera… ¿pero a mi qué cojones me importa? Podrán alegrarse si se ha jugado bien y se ha dado un bonito espectáculo pero si no…. No entiendo que la gente se alegre con eso.

Trato de intentar rebatirle pero a los tres nos da la risa y lo damos por zanjado. Paso a otra cosa.

Vamos con el capitalismo. Te he leído duras críticas contra él, aun diciendo que eres liberal…Bueno a mi lo que me gusta es lo que está pasando en el sudeste asiático donde, sin necesidad de calzarse la caperuza de capitalista ni comunista, lo que hay es fundamentalmente inocencia, no tienen pecado original, los niños no nacen culpables como nacen entre nosotros y, por lo tanto, no están condicionados por el sentimiento de culpa que es lo que convierte al hombrecito occidental en un esclavo. Y por otra parte, como no tienen ese sentimiento, actúan con libertad y son egoístas, que es lo que defendían los filósofos ingleses cuando afirmaban que la única salvación que tiene la sociedad es el egoísmo…

Pero bueno, eso es precisamente el capitalismo, ¿no?, todo aquello de Adam Smith y la famosa benevolencia del carnicero
Sí, sí… Yo soy adamsmithiano furibundo. Los únicos filósofos del mundo occidental –a parte de los grandes clásicos- que me gustan son los filósofos ingleses porque están cargados de sentido común. Efectivamente, si uno defiende su territorio bien, sin atacar al prójimo –entre otras cosas porque no es rentable-, si todos buscamos nuestro propio egoísmo inmediatamente la sociedad prospera. En cambio, como queramos hacerla prosperar toda al mismo tiempo sucede lo que está sucediendo, que nos vamos a pique. Entonces, sencillamente, como no ha habido judeocristianismo en los países orientales hay una sociedad que libremente crece, que libremente se esponja y que no está condicionada por ese brutal sentimiento de culpa del que te hablaba antes.

Tú ves aquello entonces como una especie de capitalismo puro, libre de la cargazón de connotaciones negativas de origen religioso que, a tu modo de ver, mancha el capitalismo que pueda darse en Occidente…
Bueno, pues sí. Sería un capitalismo puro donde efectivamente se reconozca a cualquier persona el derecho a ser ella misma, el derecho a crecer, el derecho a enriquecerse… Y yo creo que el resultado de eso es bueno para todo el mundo. La gente se siente mejor, se siente más libre y es más rica.
Y todo esto es verdad. Tú llegas a esos países y te encuentras con gente honrada y trabajadora, que es algo que no dice nadie. Sin embargo, desde aquí se llevan las manos a la cabeza: “oh, el obrero chino que trabaja en no se qué circunstancias…”, y nadie dice que allí cuando una persona trabaja lo hace a conciencia, no existe la chapuza generalizada y, sobre todo, no existe la sopa boba. A mi, cuando llego a esos países, y digo que soy español o europeo siempre me dicen lo mismo: “ah, esa parte del mundo donde la gente vive sin trabajar”, y es verdad. En Europa la mayor parte de la gente no trabaja y quienes lo hacen trabajan poco y mal, a costa de ese enorme monstruo que es papá estado. Allí no. Trabajan y trabajan bien. El resultado de honradez y laboriosidad es igual a prosperidad. No falla. Tardará más o menos, pero llega.

En este momento, Fernando, que no le gusta nada hablar de política (y yo lo sé porque se lo he oído y leído en varias ocasiones) se excusa para ir al ídem y retirarse un poco a sentarse a la esquina del ring. Al volver, lo que ya me temía desde hace un rato:

Pero conste que a mí la política y la sociología me importan un carajo. A mí lo que me importa es lo que hay dentro de mi cabeza, averiguar los secretos del cerebro, saber quiénes somos, adónde vamos y de dónde venimos, qué es lo que pasa cuando nos morimos… Yo soy hombre de campo y la política es cosa de la polis. Yo tengo pésima opinión de la política y si pudiera la borraría de un plumazo. Toda ella. Los políticos sobran. Todos. Si hay un grupo humano del que yo tengo mala opinión es de los políticos porque son chupópteros que viven de crear problemas, no de resolverlos. Y, sin embargo, los impostores, se despachan como los que van a resolver nuestros problemas, cuando si se van todos vamos a tener los mismos o muchos menos y ya los iremos resolviendo cada uno con sentido común.

Así, después de este alegato cuasi tiranicida decido abandonar el mundo de lo humano y paso a preguntar por lo divino, donde Fernando se encuentra mucho más a gusto. Bastante le hemos sacado...

21 comentarios:

Pijoaparte dijo...

"Que yo creo que fue (Primo de Rivera), de todos los personajes de la guerra civil, el más limpio, el más noble y el más fascinante"

Si, si ... y aun tiene la poca verguenza de decir que no es falangista.
¡Aprended liberales de la figura de Jose Antonio!, si el pueblo vota las izquierdas (las de verdad), entonces llamáis a los militares sediciosos, contactáis con los nazifascismos extranjeros y os aliáis para el expolio de España y la interrupción de la legalidad democrática.

Si es que se os rasca un poco y os sale vuestra verdadera cara.

http://orejadepolanco.blogia.com/

DonCorleone dijo...

Bien, pijoaparte. Nadie por aquí esperaba que entendieras nada.

Dodgson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Mira a ver, que la Oreja de Polanco le está saliendo la cera por los pelillos que le sobresalen

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
dagwood dijo...

Hombre, dice cosas interesantes, pero estropea un poco la pose iconoclasta con ciertas inesperadas concesiones a lo políticamente correcto Por ejemplo, lo de que Cervantes era "liberal" es una de esas lecturas anacrónicas totalmente fuera de lugar, teniendo en cuenta que en el resto de la entrevista habla de un liberalismo contemporáneo y no a una vaga tolerancia humanista.

O la idealización acrítica de las Cortes de Cádiz... La Constitución de 1812 fue un hito histórico, pero esas mismas Cortes, al mismo tiempo que suprimían la Inquisición (y no precisamente por unanimidad, por cierto), devolvían la potestad de perseguir la herejía a los tribunales diocesanos. Vamos, que difícilmente se las podría considerar aceptablemente liberales en un sentido moderno.

Dodgson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
DonCorleone dijo...

Repito a los implicados en el "caso dodgson": TODO COMENTARIO AJENO A LO PUBLICADO EN EL BLOG SERÁ INMEDIATAMENTE SUPRIMIDO.
Se agradece que no deis el coñazo.

vitio dijo...

"Que yo creo que fue (Primo de Rivera), de todos los personajes de la guerra civil, el más limpio, el más noble y el más fascinante".

Puede ser, pero le faltaba lo más importante: La democracia.
Felicidades por tu entrevista, Don Corleone.
Un saludo.

islero dijo...

No creo que en ninguna parte afirme que Cervantes fuese liberal, lo cual sería absurdo. Lo que dice:

Mi España es la España del liberalismo, de las Cortes de Cádiz, de Cervantes, la España de las libertades… de esa España sí soy.

Bastante distinto, ¿no?

Eso sí, que le tilden de ser "el nazi de las loas a José Antonio" se lo ha ganado a pulso, aunque esto ya viene de lejos, y todos los indicios apuntan a que al señor Dragó le trae al fresco lo que le llamen los que se encuentran en el lado brillante de la existencia.

LouReedCensored dijo...

De todo lo que dice, me quedo con lo de José Antonio.

"yo creo que fue (Primo de Rivera), de todos los personajes de la guerra civil, el más limpio, el más noble y el más fascinante"

fbl dijo...

Me quedo con eso de que los políticos son unos chupócteros y que sobran. Gran verdad. Me asombra positivamente. Siempre me ha parecido un tipo brillante. Ahora aún más. Me pregunto si habrá leído algo de Rothbard o Hoppe sobre la aristocracia natural y la sociedad sin Estado.

DonCorleone dijo...

Bueno, un par de cosas:
1.- Me parece que quedarse de toda la entrevista con lo de José Antonio me parece que es quedarse con la parte más anecdótica. Ruego que se vuelva a leer para comprobar cómo la parte que admira es la puramente personal, mientras que repite hasta la saciedad que en nada comparte su ideario, entanto que es un ideario de izquierdas. En la primera parte de la entrevista que puse ayer dice habla de José Antonio como alguien de izquierdas asesinado por las propias izquierdas. Así que si por decir esto puede decírsele que es "el nazi de las loas a José Antonio"... me parece harto preocupante.
Este es el mundo de lo políticamente correcto y parece que en cuanto sale un nombre maldito por la historia oficiosa ya no se es capaz de leer lo que sigue a renglón seguido.
Repito por última vez que es una admiración puramente personal y de carácter. Un carácter, por cierto, que le llevó a negarse a que su Falange se convirtiese en una panda de matones, planearan asesinarle sus propios compañeros, ofrecerse dejando como "botín" a su tía y su cuñada para ir a hablar con Franco e intentar solucionar la situación o proponer un gran gobierno de coalición y democrático entre los que figuraban Marañón y Ortega.
Supongo que yo también seré por decir esto un nazi peligroso y un fascista disfrazado de liberal.
2.- Respondiendo a fbl, decir que no. Que no conoce a Rothbard ni a los teóricos del liberalismo más moderno. Lo cual, a mi entender, le da mucho más mérito a sus conclusiones, en tanto que son puramente personales y sacadas de sus continuas investigaciones en el campo de la filosofía pura y el mundo de las religiones.
No obstante, ya nos hemos encargado de ponerle remedio...

adalbertofrenesi dijo...

Muy interesnte la entrevista. Enhorabuena por vuestro trabajo.

¿Quién esconde a los españoles lúcidos? ¿O se esconden ellos?

Smith dijo...

Enhorabuena por traer a colación esta entrevista. Estupendo trabajo. Sánchez Dragó es liberal, hace y piensa lo que le da la gana. Lo mismo defiende a José Antonio que a Durruti. Y, por cierto, para los "antifascistas" ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué José Antonio es el único político de la II República al que se le conoce por su nombre?

Anónimo dijo...

A veeeer, los progres que han posteado aquíiiii, por favor, que vuelvan a leer la entrevista, y esta vez que presten más atención y analicen cada una de las frases de Sánchez Dragó. Desde luego, quie con niños se acuesta...

Anónimo dijo...

Mientras le paguen las televisiones públicas controladas por el partido "liberal", pues claro que es liberal... con tal de comer.

Esperanza Aguirre, Aznar y Rajoy, tres grandes liberales que lo único que hicieron en su vida profesional fue ser... funcionarios del Estado. Claro, cuando recibes 300 o 500 talegos a final de mes pase lo que pase de Papá Estado pues ya puedes desproticar contra el Estado del Bienestar que da mucho gasto, que cada uno se pague su sanidad, su educación,... eso sí, yo que siga cobrando!

El liberalismo español da risa

Hobbes

Dodgson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
DonCorleone dijo...

"Mientras le paguen las televisiones públicas controladas por el partido "liberal", pues claro que es liberal... con tal de comer".
Pero hombre si es que no dáis ni una.
Vamos a ver: si lo que quiere es comer, seguro que comería mucho mejor tragando con las imposiciones socialistas de tve2, de donde le echaron los progres bienaventurados.

Anónimo dijo...

cojones, hacía tiempo que no me caía por aquí. Estoy indignado con "Cádiz", la revista. ¿Qué coño significa "calcutizado"?.

A ver si respetamos un poco el idioma, cojones. no digo yo que en Cuba no se utiliza tan esperpéntico verbo, pero joder, ¿ponerlo en portada?. Si aceptamos calcutizar, también deberíamos integrar todas las desviaciones que en cada país latino han hecho. Y al final, pareceríamos valencianos, diciendo algo tan absurdo como que el valenciano y el catalán son lenguas distinas. Y eso no tiene que ver nada con el nacionalismo, es ciencia y punto.


Y pensar que discutí con Don Corleone de literatura. Válgame Dios.

En cristiano coño!!!

nada un saludo.
Por cierto, Sánchez Dragó me cae bien.

Anónimo dijo...

Vaya lince el Dragó.

Ni Japón, ni Corea ni la India están en el sudeste asiático.

Es un ignorante y un charlatán.