viernes, mayo 26, 2006

ENTREVISTA A SÁNCHEZ DRAGÓ (tercer y último acto)

En esta tercera y última parte de la entrevista abandonamos el mundanal ruido cotidiano y nos embarcamos hacia los misterios de lo divino.

Vamos ya si quieres a este libro (Carta de Jesús al papa), que a mi me ha parecido muchísimo más escandaloso que el Código Da Vinci (al menos la película, porque el libro no lo leeré)…
Bueno, es curioso porque tú fíjate que todas esas cosas en las que se basa el Código da Vinci ya estaban recogidas en mi libro Gárgoris y Habidis y ahora de repente llega este Dan Brawn, escribe este libro deplorable -no se puede escribir peor-, y mira la que se monta.
Pero efectivamente este libro es mucho más escandaloso. Lo que pasa es que supongo que es un libro culto, que no puede leer el populacho, por más que se vendieran 130.000 ejemplares y estuviera 30 semanas encabezando la lista de los más vendidos. Y a pesar de esto no suscitó el más mínimo debate. No se hablaba del libro. Como si no existiera, miraba todo el mundo hacia otra parte. Un libro así tendría que haber provocado un escándalo. Yo creí que me iban a linchar por las calles, pero no. Estamos en una sociedad de encefalograma plano… pero, en fin.
Por cierto, conste que me han contado gentes muy afines al Vaticano que el Papa tenía este libro anotado de su puño y letra y estaba en su mesilla de noche cuando murió.

Pues si quieres te voy diciendo las cosas que me han parecido más escandalosas y vas comentándolas…

El Dios del Sinaí no existe…
Pero, ¿cómo va a existir un Dios antropomórfico que se manifiesta en lo alto de una montaña delante de una turba de personas que están todas drogadas porque ha tomado el maná –que es un alucinógeno-? Es evidente que es un montaje. Si algo parecido a Dios existe es el Dios de los paganos: el ánima mundi, el alma del mundo, al vibración, la energía… Eso sí, eso es lo que crea el universo y lo que hace que evolucione hacia formas cada vez más complejas. Pero esta idea de que existe un Dios personal, hecho a imagen y semejaza del hombre y que, desde fuera de la creación, crea el mundo es un dislate que no se tiene en pie.
Y la Biblia es un libro que si en lugar de decir en la solapa que esto es la palabra de Dios y tal, dice lo que de verdad es: un conjunto de chascarrillos, fábulas, chismes, leyes, costumbres… pues nadie se tomaría en serio un libro tan ridículo y tan maligno. Claro que entre esas miles y miles de páginas está el Eclesiastés, el Génesis, el Cantar de los cantares… y claro que hay algo bueno, pero aquello es un batiburrillo de dioses asirios, persas… que vienen de todas partes y que se contradicen de manera escandalosa. Así que claro que no existió el Dios del Sinaí. Y voy aún más lejos: probablemente no existió Jesús, ni Buda, ni Lao-Tsé… No hay ninguna demostración histórica seria de ninguno de estos personajes.

Jesús no funda ninguna Iglesia…
Eso se basa en que todos los evangelios son, en primer lugar, textos casuales que se escogen por una serie de circunstancias de entre los cientos y cientos de evangelios que circulaban por la época y que, además, ninguno de ellos ha sido escrito por un testigo de los supuestos hechos presenciales, todos ellos llegan décadas o incluso cientos de años después, todos han sido manipulados y retorcidos, se contradicen entre sí… Date cuenta que uno no puede ser cristiano de los cuatro evangelios, es imposible. Tienes que escoger.
Y en cuanto a lo de la Iglesia, fíjate que sólo hay una: la cristiana. En el judaísmo no hay iglesia (la sinagoga es un espacio de conversación), la mezquita tampoco es una iglesia, y en el budismo o en el hinduismo tampoco hay iglesia alguna. En la mayoría no hay ni sacerdotes, empezando por la musulmana. La única iglesia que hay en el mundo es la cristiana, ¡qué casualidad! El único profeta que crea una iglesia es justamente en aquella religión que se beneficia de la existencia de esta iglesia que, por otra parte, se hace a imagen y semejanza del Imperio Romano, porque es la primera vez que la religión se une a la política, que surge la religión de Estado, los delitos de opinión, el cierre de los templos paganos y empieza el pensamiento único. Y todo esto es así. No es una opinión mía. Está demostrado hasta la saciedad.

Dices que la Iglesia miente, y miente a sabiendas…
Claro. El Papa conoce mucho mejor estas cosas que yo. La Iglesia sabe perfectamente lo que se trae entre manos, lo que pasa es que ha montado un artilugio de poder y, de la misma forma que a los diputados se les llena la boca de hablar de democracia, y libertad y todas esas paparruchas, pues tiene que mantener su montaje. Pero los padres de la Iglesia saben perfectamente cómo sucedieron las cosas. Ellos tienen la información directa. Más que nadie. Tienen, entre otras cosas, los archivos del Vaticano.

Ninguno de los evangelios fue escrito por Lucas, Mateo, Marcos y San Juan…
Eso es así. Se sabe. Léete Los Misterios de Jesús o La Conspiración de Acuario donde se demuestra perfectamente que es todo falso y que se ha ido inventando a lo largo de los tiempos. El dogma de la Inmaculada Concepción, por ejemplo, tiene dos siglos; y lo mismo pasa con el celibato de los curas, el matrimonio como sacramento… son todo cosas que han ido saliendo por circunstancias políticas a lo largo de la historia y que no tienen nada que ver con el cristianismo de los orígenes.

Auguras un final cercano para la Iglesia…
Es muy difícil que se mantenga una institución como la Iglesia en una época como la actual. Está tremendamente socavada. Por lo pronto, si tú vas a un templo budista o hinduista verás que está vivo, que está lleno. Pero si vas a una iglesia cristiana verás que está muerta. De hecho, la salvación del cristianismo en estos momentos (los misioneros) proviene de África o Latinoamérica, lugares muy poco desarrollados cultural y políticamente donde todavía hay personas dispuestas a beber ese opio. Pero aquí, en el mundo occidental, la religión cristiana se ha convertido simplemente en una tradición social: la gente se bautiza, se casa, hace la primera comunión… pero ahí se acaba la participación en el cristianismo. Y, por otra parte, el cristianismo se ha politizado de manera tan brutal que ha abdicado de su antiguo papel de revelación e indagación en los grandes misterios, dejando de ser una religión como tal. Por eso no podrá mantenerse, porque el ser humano no puede vivir sin religión. Si tú echas un fantasma por una ventana se te cuela por otra. De hecho, actualmente vivimos un gran resurgimiento de la religión, pero ya la gente se niega a tragar con los dogmas del cristianismo. Así pues, el cristianismo como religión ha terminado. Ahora, como sociedad multinacional podrá sobrevivir más tiempo por su gran habilidad.
Sin embargo, yo te advierto que en esto soy algo contradictorio porque soy partidario de que la asignatura de religión esté presente en todas las escuelas. Lo que me gustaría, claro, es que se enseñara historia de las religiones, y, si tuviera que concretar, pues que se enseñara budismo y tal pero bueno, como eso no puede ser… que por lo menos se enseñe catolicismo porque al menos se enseña algo distinto al pragmatismo total que actualmente se enseña en esas escuelas de adiestramiento profesional que son hoy en día los colegios y las universidades. Así que yo en esto apoyo a la Iglesia por completo. Creo que la asignatura de religión, aunque sea la católica, es la más importante de todas porque la religión es lo único que puede dar felicidad al hombre. Es lo único que puede enseñarle quién es. Uno puede saber mucha matemática o la fecha de las Navas de Tolosa pero no por eso va a ser feliz.

Me ha llamado mucho la atención la recreación que haces de la vida de Jesús… (su nacimiento vulgar, sus viajes a la India, su relación con María Magdalena, su condena a lapidación, su falsa muerte provocada por una técnica respiratoria…)…
Bueno, yo lo que he hecho ha sido una recreación literaria. Ahora bien, la Iglesia no tiene más base para proponernos su versión de la supuesta vida de este supuesto personaje (si me lo tengo que jugar todo a si existió o no Jesús, me lo juego a que no) que la que tengo yo. Existen multitud de datos, que no se sabe si son ciertos o no, que postulan un tipo de vida de Jesús como el que yo he puesto ahí. Ahora, ya te digo que no tengo una base absoluta ni puedo certificar que la cosa sea como yo la he escrito.
En definitiva, lo que yo he hecho ha sido reconstruir por el camino de la lógica deductiva, basándome en los pocos datos ciertos del cristianismo oficial, de lo que pudo ser la vida de Jesús y lo que hubiera sido la forma normal de desenvolverse de un joven inquieto como, en caso de hacer existido, lo fue Jesús en aquella época y de haber nacido a 25 kilómetros del centro iniciático dionisiaco y de los centros de Ibsis y Osiris... y a partir de ahí he seguido el camino de la lógica.
Y tengo muchas cosas que todavía no he enseñado que verteré en el novelón que llevo anunciando hace mucho tiempo y que llegará aunque sólo sea por amortizar las muchas lecturas y viajes que le he dedicado al personaje.

Al final, después de hablarnos sobre la corrección política y contarnos algunas de sus experiencias con la muerte y el famoso túnel, nos habló de sus proyectos futuros (libros, un centro iniciatico de Eleusis en Castilfrío, máquinas que tiene encargadas a los EEUU…), alguno de los cuales, quién sabe, podemos organizar conjuntamente. Ya se verá.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que se sabe poquísimo de la religión, Al menos yo sé lo que leí de pequeño en el colegio. Y ciertamente en un tema apasionante...

Anónimo dijo...

Una vez leidas las tres partes de la entrevista, no tengo mas remedio que felicitilar a Doncorleone. Me parece interesantisima y me ha descubierto aspectos desconocidos para mí del Sr. Sánchez Dragó. Repito, mi mas sincera enhorabuena. Espero que pronto nos sorprenda con nuevas entrevistas.

PELINOR dijo...

Parece que el Sr. Sánchez se refleja a sí mismo cuando declara que España es el país de la envidia (como si conociera personalmente y con la profundidad psicológica suficiente a los más de cuarenta millones de españoles). Y digo esto porque parece realmente molesto cuando dice que de su libro “Gárgoris y Habidis” (un libro culto no apto para el “populacho”) se vendieron sólo 130.000 ejemplares frente a los 40 millones que lleva el Sr. Brown con el bodrio del CDV. Pero bueno, le queda el consuelo de que el Papa lo tenía en su mesita de noche cuando murió… y eso que tiene atragantada a la Iglesia Católica. Cosas veredes Sánchez.

El Sr. Sánchez, que tanto ama la lengua española, debería respetar un poco más el uso de las palabras. Confunde los conceptos iglesia y templo. La palabra iglesia, aunque popularmente referida al templo cristiano como espacio físico, hace alusión realmente al conjunto de los creyentes en Cristo, es decir, a la ecclesia o asamblea de los bautizados. En este sentido, habría que hablar incluso de una diversidad de iglesias desde los mismos orígenes del cristianismo. Así lo hace, por ejemplo San Juan cuando escribe a las siete iglesias de Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardes, Filadelfia y Laodicea.

Decir después a continuación que en el Judaísmo no hay iglesias sino sinagogas, y decir que éstas son “espacios de conversación” es simplemente inaudito. Las sinagogas o Beit Knéset son literalmente “Casas de Congregación”, es decir, centros de estudios religiosos y de oración. Algo muy similar al significado de la palabra iglesia. La mezquita y la sinagoga son muy similares. Y dentro del hinduismo y el budismo los templos son fundamentalmente lugares de culto.

Afirmar que la única iglesia que hay en el mundo es la cristiana equivale a decir que el único grupo de creyentes unidos por una determinada tradición religiosa es el fundado por los seguidores de Cristo. Si se refiere usted al término iglesia como institución u organización, debo decir que hoy en día existen cientos de iglesias de todo tipo, no sólo cristianas, sino también islámicas, hinduistas, budistas y judáicas.

Estando de acuerdo con el Sr. Sánchez en que Jesús no fundó ninguna institución religiosa, como tampoco lo hizo Buda, sino sus seguidores, y también conviniendo que se ha producido a lo largo de la historia una connivencia entre religión y política, debo disentir en que se haya tratado de un fenómeno exclusivamente cristiano.

Tan sólo expondré unos breves ejemplos:

- El Islam: ¿Ha habido alguna religión más ligada a la política y al poder que la fundada por Mahoma? Desde sus mismos orígenes y hasta hoy día, el Islam es en la práctica la religión oficial de muchos países árabes y no árabes (valgan como ejemplos, Arabía Saudí e Irán).
- La mal llamada “teocracia” tibetana (realmente, el budismo no es teista). A pesar de su “democratización” forzada por la influencia occidental, el gobierno del Tibet en el exilio tiene como Jefe de Estado a Su Santidad el Dalai Lama, y como religión oficial el Budismo Tibetano.
- Nepal: tristemente de actualidad por las revueltas populares contra la corrupta monarquía absolutista que rige el país desde hace siglos. Unas de las naciones más pobres del mundo. Su religión oficial es el hinduismo.
- Japón: hasta 1945 el shintoismo –muy influido por el budismo- fue religión oficial del Imperio, y otorgaba al emperador el carácter de divinidad viviente (arahitogami). Por otro lado, el budismo Zen, tan de moda en occidente, jugó un papel muy importante en la justificación ideológica de la política militarista japonesa, tanto en la guerra con Rusia como en la segunda guerra mundial. A este respecto, sugiero la lectura del interesante artículo sobre el libro “Zen at War”, de Brian Victoria, http://www.bpf.org/tsangha/loy-victoria.html .

Aunque sé que el Sr. Sánchez hace gala de su “apatriotismo”, quisiera finalizar mi comentario con una cita de uno de los más grandes patriotas de la India:

“Mi patriotismo no es una cosa excluyente. Abraza a todos y yo rechazaré un patriotismo que busque imponer sufrimiento o explotación en otras nacionalidades".

-Mahatma Gandhi

Topo Universitario dijo...

Que persona más contenta de haberse conocido. Autoestima que no falte, pero mejor que tampoco sobre.

Anónimo dijo...

Yo soy de los que opinan que si dios existe es su problema.

Es interesante su opinion sobre que la religion es lo unico que puede dar la felicidad, refiriendose indirectamente al budismo, me gustaria saber que opina del taoismo (para la proxima, si hay, apuntadla :-)
Aunque mas bien son teorias filosoficas y eticas, no creencias en divinidades como las, estas si, religiones occidentales.