domingo, mayo 14, 2006

VEAMOS UN TELEDIARIO DE HACE 20 AÑOS Y COMPAREMOS

Resulta curiosísimo ver a día de hoy un telediario cualquiera de hace veinte años y descubrir que, hoy como ayer, el Gobierno socialista es un cúmulo de despropósitos, cinismos, mentiras, palabras vacías, ambigüedades, picaresca chusca, presidentes que no dan la cara, silencios delatores, personajillos puestos en evidencia por la prensa....
Además, vemos una oposición que decide rebajar el tono y hacerse blandita en en lugar de presentar una batalla política dura, directa y eficaz (lo que no quiere decir insultar, hacer el payaso o montar circos, sino la crítica certera e intelectual de quien tiene las cosas claras). Bien caro le costó la actitud. Parece que lo de hoy tiene pinta de ir incluso a peor .
Sólo una diferencia importante (ya sé que ahora el PSOE no mata y, de momento, no se conoce que robe, pero esto es un matiz cuantitativo) y es la dignidad de una Izquierda Unida totalmente desconocida.
El telediario en cuestión está en dos partes, aquí y aquí.

11 comentarios:

X dijo...

Lo que no sé es cómo puede uno hacerse oír en una DICTADURA sin montar un circo.

Con la "crítica intelectual" no se ganan elecciones en España.

DonCorleone dijo...

Con el trabajo serio ganó el PP por mayoría absoluta. No hubo circo ninguno.
Y si lo del circo y la movida es necesario, estamos peor de lo que parece. Mucho peor.

Demosthenes dijo...

Muchos pensaron que Rajoy podría ser más de principios que Aznar, pero ha resultado justo al revés. Yo no me imagino a Rajoy diciendo, ni siquiera de buenas formas y en su turno: "Váyase, Sr. Zapatero."

No hay más que ver los cambios que ha habido en gobiernos autonómicos, cierto que algunos todavía en época de Aznar pero cuando el delfín quizás tenía ya otorgado poder decisorio: Zaplana por Camps en Valencia, Lucas por Herrera en Castilla-León, por poner ejemplos que conozco.

Anónimo dijo...

Es imposible que ese informativo sea de 1984, puesto que Telecinco no comenzó sus emisiones hasta 1991.

DonCorleone dijo...

Sí, la fecha debe estar mal. Debe de ser por el 94-95, q es cuando empezó a echar humo lo de los GAL y se publicó la entrevista de Miralles a Amedo y Domínguez.

amedo dijo...

yo os recomiendo para que se informen bien, el libro de pedrojota, La amarga victoria y el desquite.
saludos,

MrBurns dijo...

El año exacto es 1994. Si os fijais sale en la información de la bolsa.

Por otro lado resulta curioso ver que hubo una época en que telecinco hacía informativos decentes. Qué cosas.

MrBurns dijo...

Diciembre del 94 para ser exactos.

DonCorleone dijo...

Muchas gracias Mr Burns. No andaba yo muy descaminado.

Iván Moreno dijo...

Don Corleone: Estoy de acuerdo que lo de Pujalte fue una payasada (especialmente la reverencia final...), ayudada infinitamente por Marín (pues ni siquiera pienso que a Pujalte se le pasar por la cabeza ser expulsado).

Pienso menos que lo de las esposas fuera un circo... Aunque podríamos interpretarlo como tal.

Pero... no sé si te has dado cuenta: el caso Bono había quedado en un segundo plano (detrás del Forum o el asunto catalán) cuando debía ser la principal batalla del PP en la actualidad. La batalla exclusivamente dialéctica lo iba durmiendo como ya pasó con el Carmel, el helicóptero de Afganistán, el incendio de Guadalajara, etc... con el agravante de que este caso es aún más grave por todo lo que conlleva.

El circo volvió a reabrir el caso y llevarlo a las portadas. Por primera vez se oyó a Zaplana en televisión cantarle las 40 a Alonso (eso sí, en Telemadrid y Antena 3). Y el debate, que el PSOE intentaba evadir, volvió a primera página.

Como decía Sartori... somos un Homo Videns. Nuestra cultura de TV, hace que lo que no nos entra por la vista, no lo hace en forma de conceptos. Los conceptos han pasado a estar olvidados. Hace falta plantear toda acción política en hechos que se vean, en hechos televisivos. Si no, no existen.

Un saludo

DonCorleone dijo...

Iva, es probable que tengas razón.
El problema lo señalé hace un par de post: esto no es una democracia, sino una tiranía parlamentaria, una oligarquía de partidos.
Un saludo.