viernes, junio 13, 2008

Inolvidable John Fitzgerald Kennedy

J. F. Kennedy fue sin duda el mejor presidente que dieron los demócratas a Estados Unidos en el último siglo. He aquí parte del discurso más emocionante y vibrante de Kennedy, contra las sociedades secretas y por la libertad de información de los ciudadanos. Intercalado en el vídeo extractos de M. Luther King y otros.



"La propia palabra 'secreto' es repugnante en una sociedad libre y abierta; estamos como pueblo inherente e históricamente opuestos a las sociedades secretas, a los juramentos secretos y a los procedimientos secretos. Decidimos hace tiempo que los peligros de la ocultación excesiva e injustificada de hechos pertinentes pesaron más que los peligros que son citados para justificarlo. Incluso hoy, hay poco valor en la oposición a la amenaza de una sociedad cerrada imitando sus restricciones arbitrarias. Hay poco valor en asegurar la supervivencia de nuestra nación desechando nuestras tradiciones. Y hay peligro muy grave en que la necesidad de seguridad sea aprovechada por aquellos deseosos de ampliar los límites de la censura oficial y ocultación. No tengo la intención de extender mi control. Y ningún oficial de mi administración, sea su rango elevado o no, sea civil o militar, debería interpretar mis palabras de esta noche como excusa para censurar las noticias, para silenciar a quien disiente, tapar nuestros errores o guardar de la prensa y el público los hechos ellos que merecen conocer.
------
No sólo no pienso silenciar la controversia entre los ciudadanos -le doy la bienvenida. Esta administración pretende ser sincero sobre sus errores, como un noble hombre dijo una vez: "Un error no llega a serlo siempre que no se rechace corregirlo"
------
Pretendemos aceptar la completa responsabilidad por nuestros errores. Esperamos que nos lo recuerde cuando lo olvidemos.

Sin crítica, sin debate, ninguna administración ni país pueden tener éxito -y ninguna república puede sobrevivir. Es por esto que el ateniense Solón decretó un crimen que un ciudadano no tuviera valor para la controversia. Es por esto que nuestra prensa fue protegida por la Primera Enmienda -el único negocio específicamente protegido en América por la Constitución- no primariamente para entretener o divertir, para enfatizar lo trivial o lo sentimental o simplemente darle al público 'lo que quiere', sino para informar, despertar, reflexionar y plantear nuestros peligros y oportunidades, indicar nuestros problemas y nuestras opciones, educarnos, instruirnos, e incluso de vez en cuando enfadar a la opinión pública.

Esto significa el análisis de cuestiones internacionales -de lo lejano y extranjero pero al alcance de la mano. Significa mejorar nuestro entendimiento de las cuestiones así como una cada vez mejor transmisión. Y esto signfica que el gobierno, en todos sus niveles, tiene la obligación de proveer la máxima información posible más allá de los estrechos límites de la seguridad nacional. Y así lo procuramos.

Y esto es la libertad de prensa -el grabador de hechos del hombre, el guardián de su conciencia, el mensajero de su noticia- que debemos cuidar con tesón, convencidos de que con su ayuda el hombre será aquello para lo que nació: SER LIBRE E INDEPENDIENTE.

6 comentarios:

Mario García dijo...

Gran vídeo. Kennedy y Luther debieron ser hombres magníficos. No es de extrañar que acabasen muertos.

Stewie Griffin dijo...

¿Qué problema hay con las sociedades secretas?

Debe de ser que una sociedad libre requiere que todas las asociaciones y movimientos deban estar a la luz. controlados y vigilados por el estado.

A3!

Horacio dijo...

Hay que dejar claro que Kennedy y Luther eran socialistas. Claro se les conoce su aporte a la libertad y las libertades civiles pero hasta alli.

Stewie Griffin dijo...

De hecho, soy bastante favorable a la idea de sociedades secretas de emprendedores.

Libertarian dijo...

No obstante existe cierto debate acerca de si MKL era más liberal o socialista.

El discurso es bastante elogiable para cualquier liberal en cuanto a la libertad de prensa y el no secretismo en los asuntos gubernamentales. Cada cual que mantenga los secretos que le dé la gana.

Lo de hasta allí lo podemos decir de otros políticos que hicieron aportes a la libertad económica pero hasta allí.

Libertarian dijo...

MLK*