miércoles, junio 11, 2008

Y el 7º Día llegó Obama

"El Séptimo día Dios tuvo terminado su trabajo, y descansó en ese día de todo lo que había hecho. Bendijo Dios el Séptimo día y lo hizo santo, porque ese día descansó de sus trabajos después de toda esta creación que había hecho" (Génesis 2, 2-3)

Indiscutible prueba del milagro de la creación, donde a punto estuvo de multiplicar panes y peces


Y sin duda Obama, y sus fanáticos seguidores, cuyo problema no es el fanatismo sino el fanatismo por el cambio hacia la nada, se lo creen. Lean, lean una famosa cita de Obama en esta campaña, exactamente en St. Paul hace una semana, en el día que se anunció su definitiva nominación:

"Es indudable que las generaciones venideras serán capaces de mirar atrás y contar a nuestros hijos que éste fue el momento en el que la subida de los océanos empezó a aminorar y nuestro planeta empezó a salvarse"

Como comenta Juan Carlos Hidalgo para Cato Institute, bien recuerda esta frase a la leyenda del rey Knut de Inglaterra, Dinamarca y Noruega (995-1035) que un día llevó a su corte a la orilla del mar con él, donde les preguntó si creían que podría parar la subida del mar. Los súbditos le dijeron que por supuesto. Pero Knut cuando lo intentó vio que sus pies se cubrían por el agua.

Iluminados hay muchos. Y en política más. Obama no es excepción.

2 comentarios:

neike dijo...

Obama es muy bueno y tu deberías sentir una enorme verguenza por burlarte.

Nuestro corazón está con Obama, ¡¡ÉL ES INVENTCIBLE Y CON ÉL LA ALEGRÍA LLENARÁ EL MUNDO!!

Libertarian dijo...

Jaja espero que estés de broma porque sabes que es un candidato lamentable, sin fondo, insípido, incoloro e inodoro.