lunes, febrero 18, 2008

Gobierno, confianza ciega


Ya lo decía Marx (Groucho, no Carlos): "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos en todos los sitios, hacer un diagnóstico incorrecto de los mismos y aplicar remedios erróneos."

Así se ha demostrado (sí, una vez más) en el estado norteamericano de Georgia, donde un inspector de puentes ha confesado que no los inspeccionaba y que falsificaba los informes. En Florida, el portavoz del Departamento de Familias y Niños ha sido acusado por producir y comerciar con pornografía infantil.

Siempre nos quedará la policía que vela por protegernos de la agresiones. En Gran Bretaña el encargado del departamento de Policía del Ministerio de Interior del país, Tony McNulty, ha anunciado que se eliminarán a los sospechosos violentos aunque estén desarmados. Para ello utilizarán un arma denominada Taser. Lo más alarmante del asunto es que se permitirá su uso ¡sobre niños!

Uno se echa a temblar justo tras ver estas recientes e impactantes imágenes de la policía de Maryland con un adolescente que iba con su patinete... (son de hace una semana y ya han superado el millón de usuarios que las han visto)