martes, febrero 05, 2008

NOS QUEDA EL EXILIO

A cualquier liberal español no le queda otra salida que el exilio, y si no tiene donde ir, o las raíces le pesan demasiado o la novia le amenaza tratando de aprovechar que si es ella la que pega aquí no pasa nada y todos tan contentos, pues siempre tiene uno a mano esa cosa del exilio interior, que además queda muy de poeta y muy romanticona y muy de inmensa minoría juanramoniana, que es lo que a los liberales nos va, pues que no estamos acostumbrados a la muchedumbre y todo cuanto haya más allá de las puertas de la catacumba como que nos aturulla un poco. Mi hermana, que va para psicóloga me dice que esto viene llamándose agorafobia, y mi amigo Antonio Zanella, que además de ser ancap va el tío y hace boxeo tailandés, pues como que ve en ello la causa del rechazo de algunos hacia Ron Paul, pero el tema da para mucho y yo como que tengo planes.
Exilio, decía, por más que algunos se empeñen en empeñarse en un empeño inútil, como es el de buscar una alternativa política liberal en España, que es algo así como esperar que la nueva de Rambo –maravillosa- se termine en boda. Quizá también en esta cosa del liberalismo sea España diferente –eufemismo por peor-, pues sobra dar un vistazo por RedLiberal para ver que de liberal/liberal más bien no mucho (¿Qué me pongo a repartir carnés? Pues sí, qué pasa) y que más bien puede uno encontrarse con todo un submundo de socialistas acomplejados o no muy bien recibidos en los salones del psocialismo por ser los suyos unos fines diferentes con los que arrodillar al personal. Podríamos hablar de ellos, se me ocurre, como socialistas/antipsocialistas. Son éstos los que corren como Heidi por las praderas a buscar calor con el primero que encuentren, llámese Rosa Díez o Albert Rivera, que ya hemos dicho aquí que, además de socialistones de caché, son, quién da más, unos cursis de mucho cuidado, formando así la subcategoría de socialistas/antipsocialistas/cursis.
Y luego están los socialistas/antipsocialistas clásicos, los peperos de toda la vida que como no dicen que son de derechas o que son conservadores o que son aburridos no vaya a ser que le miran mal a uno pues salen de escuchar a Esperanza Aguirre y quedan en el bar de la esquina en llamarse todos liberales, que es una cosa como que suena mejor y más moderna y más inofensiva, pero que al final resultan destapados ante cualquier tema concreto, pues por más que se nos empeñen su querido partido, El Partido, no deja de ser un poco más de lo mismo aunque algo más cansado y con menos entusiasmo, cosa que a la hora de recibir latigazos se agradece.
Así que no, por más que se empeñe el señor Gago desde Libertaddigital y por muchas marquitas a lo Zorro que nos haga en listas electorales que nadie se cree, sí tenemos más alternativa que la de agarrarnos a las barbas de Mariano. El exilio, ya digo, se le presenta a uno como la más atractiva y allá se las apañen.

18 comentarios:

snipfer dijo...

Más que exilio, emigrar. Que es bien diferente.

DonCorleone dijo...

No, no, exilio, que es lo que manda poner el diccionario. Si no te importa, vamos.

Exilio.(Del lat. exilĭum).
1. m. Separación de una persona de la tierra en que vive.
2. m. Expatriación, generalmente por motivos políticos.


Expatriar(De ex- y patria).
2. Abandonar la patria.

Mal está que se prostituya lo de "liberal", pero con el Dicconaro hemos dado, Sancho.

Jonsy Gaviota dijo...

Pues me temo que no, como vuelva a ganar zETA, la palabra "exilio" va a ser totalmente correcta y apropiada...

Pero lo siento: cuando leo los programas electorales de los autodenominados "partidos liberales" en España, se me revuelven las tripas. Especialmente si se denominan "de centro" (¿he oído CDL?). Ningún verdadero liberal puede ser centrista

DonCorleone dijo...

Espero que la victoria de superZ no tenga nada que ver con el Diccionario... ese que seatreven a tergiversar los que tergiversan todo.
Y lo del centro, lo definió estupendamente el profesor Rodríguez Braun: no es sino posicionarse en un punto equidistate entre la libertad y la esclavitd.

periplaneta dijo...

bueno, y dónde pensáis ir? Os veo en un catamarán viajando de un sitio a otro en busca de la tierra prometida (ahora que lo pienso, tampoco es mala idea).

y cuando os duela un riñón, de vuelta a casita, para que la seguridad social os lo arregle y se os quiten las fantasías liberales, jeje.

s2

periplaneta dijo...

quien piense que un socialista pura sangre como Rosa Díez o Savater van a aplicar medidas liberales, va listo.

"algunos piensan que la sanidad de los pobres se puede dejar a la beneficiencia. Toma, unos duros y te apañas. NO!. El estado debe suministrar sanidad y educación a todo el mundo".

Savater dixit, el "liberal-socialista".

cuidado, no digo que sean mala opción, puesto sus propuestas nacionales de eliminación de privilegios y de igualdad de los ciudadanos ante la ley, me gustan. Pero no me engaño, sé quiénes son.

Castigador dijo...

¿Y donde se exilia uno?. Irlanda tiene buena fama últimamente en lo que respecta a lo liberal...

Sowell dijo...

Vosotros al menos os lo podéis plantear. El pobre Alan Selene, al ser funcionario público, no pudo exiliarse a Australia, como era su deseo después de la sentencia del 11-M.

Anónimo dijo...

Señores, huir es de cobardes.

Tu ne cede malis dijo...

Pues sea exilio o no, yo ya estoy moviéndome para irme el año que viene a los USA.

Nada como querer ser profesor de Filosofía y leer el último libro de Albiac para decidirse a dar el paso.

Libertarian dijo...

Lo de huír es de cobardes se lo podríamos decir a los judíos respecto al nazismo o a los exiliados del comunismo como Ayn Rand a ver qué tal. Evidentemente la comparación es de naturaleza, no de grado.

Anónimo dijo...

¿Un liberal funcionario? ¡Que barbaridad! Será el único, supongo...

liberal dijo...

Min familia siempre que hablo de estos temas, me suelen decir que me deje de liberalismo y de cachondeos. Que porqué la derecha se tiene que vestir de centro o llamrse liberales para esconder su condición de derecha. Que eso nunca paasa con la izquierda, y la izquierda también tiene sus historias para no dormir. Que lo que se va a votar el 9 de marzo va a ser derecha o izquierda.

Alvaro dijo...

Pues yo creo más bien que lo que se va a votar el 9 de marzo es respeto a la Constitución y a la historia de España o no. Evidentemente, el PP no es liberal ni por asomo. Los programas electorales de PP y PSOE se distinguen en los grandes temas de Estado, poco más. En lo económico, se dan la mano.

Anónimo dijo...

Yo ya estoy mirando vuelos.

Libertymad dijo...

Hola guapos: Estoy muy de acuerdo con vosotros. Lo de los peperos que quedan en el bar a llamarse liberales mutuamente es totalmente cierto. Menos libro ladrillo engorroso y aburrido de JM Aznar, por muy bien que nos caigan sus amanuenses, y más realidad.
Por cierto, para el exilio interior nada mejor que La emboscaura, de Ernst Jünger: http://punksunidos.com.ar
/punksunidas/junger/
Otra cosa, no sé por qué alguna peli de Rambo no tenga que terminar en boda, gay, por supuesto, por eso de reflejar el lifestyle de las minorías.

DonCorleone dijo...

Pues mira, lbertymad, te agradezco el apunte bibliográfico, que desconocía.
Lo de Rambo, en cambio...

snipfer dijo...

No pretendía corregir a nadie, sólamente exponer mi visión del asunto: emigrar y no exiliarme. Porque el que se exilia lo hace aun cuando desearía quedarse. Yo me planteo emigrar, con un único billete de ida.