viernes, marzo 28, 2008

El COLAPSO de la SANIDAD PÚBLICA BRITÁNICA

Y podríamos decir: atentos norteamericanos ante la amenaza sanitaria de Hillary&Obama. La medicina socialista causa estragos como todo lo que toca la planificación central. Varias noticias, más trágicas que dramáticas, nos llegan del país británico estos días a cuenta de su público sistema (anti)sanitario, uno de los modelos estatalizados de sanidad más tempranamente implantados en Occidente, y durante mucho tiempo tenido, supuestamente, como ejemplo.

Tal como ha admitido el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Gran Bretaña, más de cuatro de cada diez unidades de maternidad rechazan a mujeres a punto de dar a luz por falta de espacio, que tienen básicamente que buscarse la vida en un sistema ampliamente controlado por el gobierno. Como dijo el portavoz liberal-demócrata Norman Lamb: "hay un gran desfase entre las promesas del gobierno y la realidad de las unidades de maternidad en el país. El Gobierno tiene que dejar de esconderse y revisar su capacidad para los servicios de maternidad"

Los pacientes pulmonares no es que estén parecida situación. Podría decirse que es peor, pues el sistema nacional de salud británico prácticamente les condena a la muerte al retirarles la financiación de sus medicamentos. Lo injusto de la cuestión es que no se les deduce fiscalmente NADA.

El disparadero en que se sitúan los costes de un sistema estatalizado afecta, tarde a temprano, a los consumidores, y el mercado sanitario no es -no puede ser- ajeno. La imposibilidad de intervenir quirúrgicamente por el elevado coste sentencia a pacientes constantemente en Reino Unido.

Gracias a LRC por la noticia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que ya sabes como responderían (en especial los periolistos de aquí):Eso es culpa de la política neoliberal de Margaret Thacher y que no se pagan los suficientes impuestos... Eso de que el Estado no gestiona adecuadamente los impuestos jamás se lo plantearían.

Anónimo dijo...

Seguramente falla. Pero la sanidad no es un buen ejemplo para la demostración de las virtudes del liberalismo. La verdad es que no funciona ninguno de los dos sistemas. El público es caro e ineficiente pero "universal". Y el liberalismo falla porque existe una contradicción entre nuestros objetivos morales, la salud de todos y el precio a pagar por los servicios que pudiéramos, a nivel individual no necesitar, hasta muy tarde en nuestra vida.

Anónimo dijo...

Creo que Moore ya esta preparando una peli sobre esto...

Castigador dijo...

Segundo Anónimo, la diferencia es que los liberales nunca han buscado la perfección de ningún sistema, porque saben perfectamente que eso no existe. Por eso es preferible la acentuación del individualismo y que cada cual elija lo que le viene mejor que la imposición...

Libertarian dijo...

Sobre el documental de Moore,

http://findesemana.libertaddigital.com/articulo.php/1276233595

Existe el contradocumental al de Moore que obviamente merece más atención y critica el desastre de la intervención gubernamental en la sanidad, se titula

"Sick and Sicker. When government becomes your doctor"

http://www.sickandsickermovie.com/index.html

Y ese exactamente es el problema
http://ude-uc3m.blogspot.com/2008/01/ron-paul-sanidad-con-vdeo-en-espaol.html

yosoyhayek dijo...

No sé, no sé, pero yo me pago mi sanidad privada y voy tirando... ah!, y los no sé cuantos millones de funcionarios de muface, fuera del sistema general...
qué sería de la sanidad pública si muchos no pagaran 2 veces por el mismo servicio?! Vamos, que si todos fuéramos a los ambulatorios y hospitales públicos, el chiste sería terrible... quiebra logística perpetua, no?
Saludos y Libertad!