domingo, marzo 02, 2008

SUECIA MOLA

Suecia, ese país de nortes y de nieves, de rubiez y de anchuras, de orden y concierto se nos presenta a los españoles –allá los demás se las apañen- como una enorme equis en el mapa del tesoro de nuestra husmeada felicidad, como un baudeleriano paraíso artificial al que no podemos llegar más que como mandaba el malditismo del poeta, con la embriaguez de la mentira y el encanto de los mitos. Él le deba al chute y a los alcoholes. Nosotros, que de eso vamos mayormente sobrados, necesitamos de redes no sé si más sutiles para encadenarnos a esto de lo sueco. O sea, las trenzas rubias de ojos azules de las hermosas vikingas o, en otro plano, el modelo paradigmático con el que demostrar que aquello de la socialdemocracia como que funciona a tope y miren ustedes, señores liberales, lo bien que les va a todos y el nivel de bienestar que han alcanzado.
Uno ha de reconocer que andaba hasta hace no mucho enfangado en ambas cosas. En lo de las rubias andaba, ando y lo que te rondaré morena, por más que de morena no tengas nada, pues que la herida que nos abrió en el alma el tándem Pajares/Esteso es herida profunda y duradera, divertida y cachondona, y para colmo nos cura a los españoles de los fracasos autóctonos, quedándonos siempre la salida de lo guiri, de las suecas, teniendo por tales a todas las nacidas de pirineos para arriba, pues que el afán imperialista de esto que hemos llamado lo sueco no conoce cotas ni fronteras. Y en lo del bienestar bienpensante, bienhecho y bienparido, pues como que a uno ya empezó a olerle mal hace algún tiempo. Por eso cogí el otro día y me acerqué al hotel Wellington de mi Madrid a ver si las fuerzas de FAES me contaban de qué iba el tema. Y me lo contaron.
O terminaron contándomelo, que en estos actos no sabe nunca uno si saldrá vivo de entre la corte de marquesonas y cazadores que acuden a aplaudir a un Aznar que lo mismo da que haga blanco y diga negro pues sabe que cuenta con la entrega del personal. Lo digo porque los mismos que le aplaudieron y le lloraron durante ocho años le aplauden y le lloran hoy cuando dice cosas como que la DGT no puede decidir por nadie o que la sanidad pública funciona mal precisamente por lo que de pública tiene (entre los aplaudidores más sonoros, doña Esperanza, La Presidenta, o sea, que creo que venía de inaugurar un nuevo hospital para los viejecitos de no sé dónde, y ya van…).
- Oiga señora, que digo yo que o lo uno o lo otro.
- Ya se nos ha colado un rojo.
Fue luego cuando vino lo de Suecia, que es a lo que iba, a cuento del libro de Mauricio Rojas, que ejerce allí de diputado liberal, y que terminó por confirmarme que el tufillo que me llegaba es en realidad un hedor insoportable y que si algo ha hecho la socialdemocracia en la historia de Suecia no ha sido sino llevarla a conocer el horror y el fracaso a lo largo de treinta años, teniendo sus mandamases que ponerse a abrir ventanas, a sacar de la cárcel lo privado, a soltarle la rienda a sus empresarios, a negar, en fin, lo que ahora se esgrime como causa de su progreso para que efectivamente el país progresase.
- Ande joven, que al final le gustó y todo.
- No ha estado mal, señora.
- Zapatero nos roba las pensiones.
- Zapatero le roba a usted, señora, como antes le robaba Aznar.
- Vámonos, Julita, que aquí hay mucha gentuza.
No hay esperanza.
Por entre las bandejas de canapés miré por si hubiera suecas, pero tampoco.
El libro, recomendable.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder, 20 eurazos el libro para 150 paginas, como se pasan los de faes, no?

J.J.Mercado dijo...

Sí, la verdad es que se han pasado.
Por cierto, en breve sacan Libertad de elegir, que ya era hora de ternerlo en las librerías.

Anónimo dijo...

Hace ya unos años escribió Vargas Llosa del tema: http://www.elpais.com/articulo/elpporopi/20050807elpepiopi_7/Tes

También recomendable los artículos de Xavier Sala i Martín sobre Suecia (hay un artículo y luego cartas de lectores que se quejan y posteriores contestaciones de autor):
http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2006/suecia/suecia.htm

Un saludo

Anónimo dijo...

Lo de la crisis del modelo sueco llevo oyéndoselo yo a la derechona patria desde hace 20 años.

Y ahí están.

J.J.Mercado dijo...

No, hombre, no. Si de lo que va la peli es de que el modelo sueco es algo distinto del que se vende.

Emilio dijo...

Lo de Suecia es algo conocido, y ha hecho bien Anónimo en recordar el artículo de Vargas Llosa.

En todo caso, Suecia es un país dividido que en los últimos años avanza hacia el sectarismo como España. Pasó de la vía sueca al socialismo a una cierta liberalización tipo Aznar porque el chiringuito izquierdista se les hundía, pero las clases totalitarias enquistadas en el poder siguen ahí ejerciendo su censura y su sectarismo en la educación, la prensa, etc.. Es decir, igual que en España.

Mauricio Rojas no pasa de ser una especie de Arcadi Espada sueco, carente de relevancia. Y Reinfeldt es más blandito que Rajoy. Se la meten doblada todos los días. La realidad es que los socialistas dominan el espacio cultural, y si no que se lo cuenten al pobre Johan Norberg que está siendo linchado últimamente sin piedad

Creo que Suecia sigue un camino de deriva parecido al español.

Stewie Griffin dijo...

¿En las librerías? ¿Por qué no escanearlo y difundir esas lecturas por internet? Así no se llevarían el IVA...

Sabes que te quiero JJ, pero no comparto para nada tú pesimismo ni tú melancolía, aunque no lo parezca soy tremendamente optimista.

http://blog.6thdensity.net/wp-content/uploads/2007/04/ALL-shirt.jpg

Solo creo que nos equivocamos de estrategia, al discriminar los medios economicos en favor de los medios politicos. Así nada conseguiremos en mi opinión.

Saludos, A3!

J.J.Mercado dijo...

Pues hombre, Stewie, en la librerías porque es donde suelo comprar los libros. No tengo huerto, voy al supermercado; no tengo alas, piso la calle pública; no tengo demasiada pasta, y alguna vez pido becas; si mañana me rompo una pierna, seguramente acuda al hospital público de cerca de casa; si me roban por la calle, acudo a la poli... y así con todo.
Además, y para más inri, si algún día me despierta la revolución, seguramente me coja un avión hacia algún lugar lejano.
Saludos y tomaros algo a mi salud en Santiago, que yo tengo que trabajar y no puedo ir.

Stewie Griffin dijo...

"No tengo huerto, voy al supermercado; no tengo alas, piso la calle pública".

Vale, pero tienes una conexión a internet (aunque si, ya se, pages impuestos por la misma, pero no directamente por lo que estamos hablando). Y aún así, ¿¿prefieres un sistema de distribución del que se va a nutrir directamente el estado??

Entiendo que es más comodo leer un libro en formato papel, pero también tenemos impresora. ¡Que grande es el mercado!

Stewie Griffin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stewie Griffin dijo...

Y es una pena que no puedas venir, se te echara mucho de menos. Viene alguno de UDE al final???

Stewie Griffin dijo...

* Edito, pagues. Lo siento se me apaga el pc, y cada vez que lo enciendo tengo que actuar rápidamente (¡cualquiera comenta con la psp sin teclado!).

J.J.Mercado dijo...

Alberto tiene ponencia y todo, así que va él solo.
Saludos.