jueves, marzo 20, 2008

Tribuna ABC : "¿Debería abolirse la Reserva Federal?"

Sinceramente me ha llamado mucho la atención leer hoy viniendo en el tren a mi destino de vacaciones en un periódico nacional como el ABC de papel un artículo publicado bajo este título y nada menos que a toda pagina en la 7ª. Escrito por Álvaro Vargas Llosa, destacaría del artículo:

"LA Reserva Federal (banco central) de los Estados Unidos anunció recientemente nuevas medidas para revertir la hecatombe financiera actual. Ellas incluyen una ayuda para que el J.P. Morgan Chase adquiera Bear Stearns Co., una rebaja de la tasa de redescuento y préstamos de corto plazo a unos veinte bancos de inversión. Pocos días antes, el Gobierno anunció que inyectaría doscientos mil millones de dólares al sistema financiero. Son los esfuerzos más recientes del Gobierno por resolver un problema creado en gran medida por el propio Gobierno. Esta película la hemos visto muchas veces. [...]

Los inversores codiciosos y los consumidores derrochadores no son sino un síntoma del verdadero problema, que es la política monetaria. La historia relacionada con los ciclos de auge y depresión desde la creación de la Reserva Federal en 1913 ha sido siempre la misma: un incremento deliberado de la oferta de dinero, una mala asignación de recursos por los perversos incentivos de la inflación y finalmente la explosión de la burbuja. Es la consecuencia de la existencia de la Reserva Federal, un sistema que confiere a una elite de elegidos el monopolio de la creación de dinero y la facultad de decidir qué cantidad de dinero es la apropiada para una economía en la que millones de personas toman decisiones que esa elite no puede anticipar.

La Reserva Federal se creó en respuesta a las periódicas corridas bancarias de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Algunos de los más grandes economistas han explicado que parte de esa inestabilidad fue causada no porque los bancos privados tuvieron derecho a emitir dinero hasta comienzos del siglo XX, sino porque el Gobierno mantuvo una política que premiaba el comportamiento irresponsable rescatando instituciones financieras cada vez que estaban al borde del colapso. En cualquier caso, como escribió Milton Friedman, la inestabilidad de los años previos a la creación de la Reserva Federal no fue nada comparada con los ciclos de auge y depresión causados por las autoridades monetarias después de 1913.

El Premio Nobel Friedrich Hayek, cuyas ideas liberales triunfaron con el colapso de la Unión Soviética, denunció con frecuencia la conexión entre los bancos centrales y los ciclos de auge y depresión. En una entrevista realizada en 1977 y publicada por la revista Reason en 1992, sostuvo: «Si no fuese por la interferencia gubernamental con el sistema monetario, no tendríamos fluctuaciones industriales y ningún periodo de depresión... El error es la creación de un semimonopolio en el que el dinero primario es controlado por el Estado. Dado que todos los bancos crean dinero secundario, que es redimible en dinero primario, usted tiene un sistema que nadie puede controlar».

En un sistema de banca libre, las instituciones que no preservan el valor de la moneda sencillamente colapsan... y su colapso no arruina a toda la economía. Bajo un Estado de Derecho que castiga el fraude y la falsificación, el riesgo de quiebra sin salvatajes es suficiente para garantizar un sistema más estable. Y en un sistema así sería más difícil para el Estado gastar tanto dinero como el que gasta el Estado norteamericano en la actualidad -un factor fundamental en la devaluación del dólar- porque no podría crearlo, sólo cobrar impuestos y endeudarse."

Completo aquí

3 comentarios:

José María dijo...

Los bancos privados crean dinero hasta un cierto límite establecido por los bancos centrales. Si desaparecen éstos ¿qué frenaría a un banco privado a crear tanto dinero como le viniese en gana?

Lo que más me sorprende es que se vea con naturalidad que alguien cree dinero de la nada pero estaría de acuerdo en prohibir a un ciudadano de a pie que fotocopiara billetes y los utilizara como medio de pago.

¿Evitaría el patrón oro estos problemas? Quizás, pero creo que sería un freno a las necesidades de financiación actuales.

Reforma Electoral dijo...

MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.

No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos. No es equitativo que IU, tercera fuerza política en número de votos obtenga 2 escaños con 900.000 votos y UPyD, quinta fuerza política con 300.000 alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento mientras el PNV con 300.000 votos consigue 6 diputados.

Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

Por tanto:

Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.

Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.

Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio "Un ciudadano, un voto".

http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

UN CIUDADANO, UN VOTO.

Anónimo dijo...

Chicos, miraos en videogoogle el vídeo subtitulado y traducido "Dinero es Deuda", resulta sumamente didáctico.

Y ya puesto miraos la tercera parte subtitulada de Zeitgeist, en la que también se habla de la Reserva Federal, la política monetaria, los banqueros internacionales, etc