viernes, abril 11, 2008

Contra la condena política de EEUU a China

Están los neocons excitados porque Ron Paul ha sido el único que no ha votado en el Congreso de EE.UU. contra la protesta a China por el caso del Tíbet. ¿Pedirán acaso, digo yo, los que se creen tan defensores de la libertad los días impares, que el Congreso de Diputados de nuestro país condene la Patriot Act o Guantánamo, dos casos flagrantes de atropello de libertades civiles?

La condena que ha promovido la presidenta del Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, no puede ser respaldada por ningún artículo o enmienda de la Constitución. Todos sabemos que los ronpaublicans han destacado como ciudadanos en las protestas contra el Tíbet. Tampoco nadie puede dudar de que Ron Paul nunca forzaría a los atletas a acudir o no individualmente a Pekín 2008, e incluso socavaría la idea misma de los burocratizados JJ.OO., en gran parte financiados por los contribuyentes.

Parafraseando a Tocqueville, habría amado a Thomas Jefferson, creo yo, en cualquier época, pero en los tiempos en que vivimos, me siento inclinado a adorarle.

"Deseo no intermediar en los asuntos internos de ningún país, ni con los asuntos generales de Europa.[..] He empleado mis mayores esfuerzos para no compremeter a nuestro país en los problemas que afligen Europa y surgen por doquier. Agradezco vuestra satisfacción, queridos ciudadanos, por mis esfuerzos para conservar la paz y la independencia de nuestro país, con una fiel neutralidad observada por todos los poderes.[..]

Ninguna nación tiene derecho a establecer juicios sobre otras." Thomas Jefferson

Animamos a todos los ciudadanos privados a protestar contra China. A los ciudadanos, no a los gobiernos.

6 comentarios:

razcream dijo...

Es verdad que ningún estado, a través de sus aparatos de gobierno (léase Congreso), puede votar ninguna resolución conjunta en nombre de sus ciudadanos. En cambio, como bien se indica en este blog, lo que sí se puede y debe hacer es animarles a condenar a los gobiernos totalitarios a título meramente personal, es decir, sin erigirse en representante de nadie ni nada.
Por todo ello, chapó por este post.

Anónimo dijo...

¿Excitados? Sí, por las carcajadas.

Libertarian dijo...

Claro, que lo que molaría es un embargo comercial a China, y ya veríamos si la bombardeábamos.

Eso es lo neoprogre. La libertad y el no intervencionismo ya se sabe, es de risa. Lo serio es el Gobierno.

ismael dijo...

Si más gente entendiera que los posicionamientos del Gobierno nos arrastran a todos por la fuerza, y que los mismos argumentos morales que ahora esgrimen algunos con el Tibet son lo mismo que otros usan para invadir países y establecer democracias, tendríamos muchos menos problemas...

coup de bâton dijo...

"Pedirán acaso, digo yo, los que se creen tan defensores de la libertad los días impares, que el Congreso de Diputados de nuestro país condene la Patriot Act o Guantánamo, dos casos flagrantes de atropello de libertades civiles?"

Me gustaría que te explayaras en lo referente a Guantánamo, por favor. ¿Por qué "atropella las libertades civiles"? ¿es ilegal? ¿desde el punto de vista del derecho internacional? Gracias.

Libertarian dijo...

Lo de Guantánamo es tan sencillo como que no rige el Derecho ordinario del propio EEUU pese a ser territorio suyo. Los presos de Guantánamo no han sido condenados por un proceso judicial justo.