martes, abril 01, 2008

Raúl Castro: ¿Comunismo a la china?

El pasado 24 de febrero Raúl Castro asumió la presidencia de Cuba. Mucho se ha especulado desde entonces sobre el rumbo del país en ausencia de Fidel en el cargo. Pero las primeras 'reformas' nos dan una pista. Todo apunta a que irán cambiando pequeñas cosas para que el fondo del régimen no cambie nada.

Los 3.000 nuevos microondas repartidos como proyecto piloto en La Habana no es que sea sino para llorar, de pena o de risa. El permiso para tener teléfonos móviles por parte de la población cubana es algo más. Con éstos, irán llegando los DVD y los televisores en varios tamaños. Esto, de momento. La cuestión es, ¿alguien duda de que el gobierno cubano interferirá las conferencias de los teléfonos móviles verbigracia su monopolio total en las comunicaciones y redes establecidas en la isla? En cualquier caso, ¿cómo van a poder costear estos artículos ciudadanos que cobran de media 20 dólares mensuales?

Asimismo, se levanta la prohibición de que los cubanos se hospeden en los hoteles hasta ahora reservados por ley a los turistas extranjeros. Una fantástica noticia poder hospedarse una noche por lo que un cubano medio gana en 6 meses. Miserias para acallar a la población. Lo dicho, nada cambia.

2 comentarios:

Misiano dijo...

Hola a todos
EN Rumbo Propio nosotros nos mostramos muy escepticos con el gobierno cubano. nosotros creemos que estas flexibilizaciones del gobierno comunista no representan mas que algo tipico de los regimenes comunistas: periodo de descongelamiento. Los regimenes comunistas lo hacen para de alguna forma para reducir los costos de tener una poblacion descontenta y para ganar adeptos

Misiano dijo...

pero pasado un tiempo el regimen se vuelve a congelar y pone mano dura